Víctor Hugo Víquez finalmente renunció a candidatura

Finalmente, y tras la presión mediática que él mismo se impuso, este martes el exdiputado Víctor Hugo Víquez presentó su renuncia al primer lugar de la papeleta liberacionista por la provincia de Heredia, ante el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

El magistrado del Tribunal Héctor Fernández confirmó a DIARIO EXTRA la renuncia y el inicio del proceso para restablecer la papeleta.  

Tuvieron que pasar 12 días para que se consumara la decisión, luego de la conferencia de prensa del pasado 26 de octubre, donde se hizo el anuncio de la renuncia, misma que el liberacionismo utilizó en ese momento para sacar pecho y colocarla como ejemplarizante e incluso exigiendo el mismo actuar en las aceras socialcristianas y rojiamarillas.

Lo que no queda claro aún es porqué Víquez tardó tanto tiempo en realizar el acto de enviar una carta al TSE, que este martes el candidato liberacionista Antonio Álvarez Desanti “subió” en su perfil de Facebook, aprovechando para recalcar el compromiso ético que insiste tiene con su candidatura y de sus aspirantes al Congreso.

“Debo destacar mi reconocimiento ante el valor de Víctor Hugo: de reconocer un error, que su actuación fue desafortunada y más aún de honrar su compromiso y presentar la renuncia al cargo para el que había sido designado. En esta época donde prevalece el oportunismo, el ‘yo no fui’, el responsabilizar a otros por los actos propios, la actuación suya habla muy bien de él como persona, que da la cara y asume su responsabilidad. Ojalá otros dirigentes y partidos políticos, que sí están involucrados de manera inequívoca en el triste ‘Cementazo’, actuarán de la misma forma, si así lo hicieran tendríamos otra Costa Rica”, indicó Álvarez en su Facebook.

 

¿PAGOS?

 

En medio de la extensa espera para finalmente renunciar, DIARIO EXTRA tuvo acceso a información de que la principal traba para que Víquez aceptara irse, es que este le estaba reclamando al candidato el dinero que ya había invertido en la campaña.

Sin embargo, esta versión fue totalmente refutada por Álvarez, que calificó como de las estrategias sucias que se dan la política tradicional.

Además, que nunca dudó de que Víquez fuera a renunciar y que la tardanza en concretar el tema se debió a que el exdiputado debía reunirse con su abogado para confeccionar el documento de renuncia.

 

FORTALEZA

 

El analista político Sergio Araya, explicó que la decisión, aunque tarde le otorga a Álvarez la posibilidad de potenciar su liderazgo.

“El ruido generado por su aparente indefinición puede ser más bien asumido como una oportunidad para potenciar el objetivo inicialmente perseguido como en el primer anuncio hecho en la conferencia”, explicó.