Finca vertical: la alimentación del futuro

El panameño David Proenza a los 10 años de edad quería ser bombero, en la adolescencia astronauta y al terminar el bachillerato se decidió por Banca y Finanzas. Pero lo que la vida le tenía predestinado era que sería científico agrícola e iba a resolver problemas con la producción de alimentos.