Dos canadienses pasan la noche de Halloween en el castillo del conde Drácula

No hay wifi ni televisión, pero el alojamiento en el que pasaron la noche de Halloween dos hermanos canadienses tiene otros atractivos: un castillo de leyenda con dos ataúdes forrados de terciopelo rojo para descansar en paz.