Poca articulación y deficiencias limitan el mercado de aguacates

SANTO DOMINGO. Es el tercer rubro más producido en República Dominicana, que es uno de los mayores productores globales, pero aún así su presencia en los mercados internacionales es modesta. En torno al aguacate orbitan situaciones como las exigentes condiciones para lograr un producto exportable, un tibio apoyo del gobierno, la demanda de una variedad poco producida localmente, la baja articulación entre productores y exportadores, y el efecto ambiental de su producción.

Desde el programa Exportando Calidad e Inocuidad, del International Executive Service Corps (IESC) avisan que las buenas prácticas agrícolas no se asumen de forma sistemática y consistente, lo que provoca que muchos de los aguacates exportables no cumplan el requisito de calidad y tamaño. Calculan que entre 20% y 30% de la producción dominicana de aguacates se pierde.