Critican “por ilegal” el uso del solar para la escuela de Ames

Propietarios de terrenos del entorno de Bertamiráns donde acaba de entrar en funcionamiento la nueva escuela infantil Galiña Azul afirman que “la guardería se encuentra en un suelo que aún no está recepcionado por el Concello de Ames” y que, por tanto, “es ilegal”, insistiendo en que la administración local aún no ha podido recibir la obra legalmente, ni siquiera de una forma parcial.
Por su parte, la junta de compensación puso en marcha una modificación puntual del proyecto inicial, para adaptar el mismo “a una obra mal ejecutada, con la intención de salvar  la obra a toda costa”, subrayan las mismas fuentes. La iniciativa se aprobó inicialmente en junta de gobierno local con el visto bueno de los técnicos municipales, según confirmaba el propio  ejecutivo, y están pendientes de resolver alegaciones.
Sin embargo, al menos un 25% de los propietarios de la junta de compensación lo tienen claro: las instalaciones educativas están ubicadas en terreno “en vías de desarrollo y pendiente a esta hora de la recepción total por parte del Concello y, por consiguiente, sin licencia”, por lo que exigen adecuar las actuaciones promovidas en esta urbanización a las recogidas en el proyecto inicial.

Propietarios de terrenos del entorno de Bertamiráns donde acaba de entrar en funcionamiento la nueva escuela infantil Galiña Azul afirman que “la guardería se encuentra en un suelo que aún no está recepcionado por el Concello de Ames” y que, por tanto, “es ilegal”, insistiendo en que la administración local aún no ha podido recibir la obra legalmente, ni siquiera de una forma parcial.
Por su parte, la junta de compensación puso en marcha una modificación puntual del proyecto inicial, para adaptar el mismo “a una obra mal ejecutada, con la intención de salvar  la obra a toda costa”, subrayan las mismas fuentes. La iniciativa se aprobó inicialmente en junta de gobierno local con el visto bueno de los técnicos municipales, según confirmaba el propio  ejecutivo, y están pendientes de resolver alegaciones.
Sin embargo, al menos un 25% de los propietarios de la junta de compensación lo tienen claro: las instalaciones educativas están ubicadas en terreno “en vías de desarrollo y pendiente a esta hora de la recepción total por parte del Concello y, por consiguiente, sin licencia”, por lo que exigen adecuar las actuaciones promovidas en esta urbanización a las recogidas en el proyecto inicial.

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt

Más información en El Correo Gallego (edición papel) y en OrbytMás información en El Correo Gallego (edición papel) y en OrbytMás información en El Correo Gallego (edición papel) y en OrbytMás información en El Correo Gallego (edición papel) y en OrbytMás información en El Correo Gallego (edición papel) y en OrbytMás información en El Correo Gallego (edición papel) y en OrbytMás información en El Correo Gallego (edición papel) y en OrbytMás información en El Correo Gallego (edición papel) y en Orbyt

el correo gallego - diario de la capital de galicia - portada

Fuente: EL CORREO GALLEGO