La Audiencia considera que el sumario del caso de la violación no se puede concluir todavía

PAMPLONA. La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra dictó este lunes una providencia en la que considera que el sumario del caso de la violación en grupo de Sanfermines no se debe dar todavía por concluido debido a que se siguen practicando diligencias de instrucción en el juzgado. Según la Sección Segunda, que será la encargada de juzgar el asunto, el cierre del sumario provoca “un problema de competencia funcional” debido a que la práctica de diligencias con el sumario concluido llevaría a que estas no serían admitidas. La Sala estima que esa circunstancia podría provocar en un futuro una nulidad de actuaciones y una devolución de las mismas al juzgado para que se investiguen de nuevo.

En concreto, por lo que se conoce, la Sección Primera de la Audiencia Provincial tiene sobre la mesa cinco recursos todavía de las defensas de los investigados, que versan sobre el auto de procesamiento, la puesta en libertad de alguno de ellos y otros que giran en torno a la práctica de pruebas, que serían los afectados por esta resolución. Por tanto, en caso de que esas solicitudes de prueba fueran admitidas por el tribunal, se plantearía la circunstancia de que la diligencia sería aceptada pese a estar el proceso de investigación cerrado. De esta forma, al encontrarse el procedimiento todavía pendiente de la resolución de recursos, la Audiencia aboga por esperar a dar respuesta a esas cuestiones planteadas y, una vez resueltas, se dará trámite a las partes para que puedan pronunciarse sobre la conclusión del sumario. Posteriormente se emplazaría a acusaciones y defensas para presentar calificación de los hechos y, por último, se fijará fecha para la vista oral.

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona, Edilberto Esteban Iglesias, dictó el pasado 17 de octubre el auto de conclusión de la instrucción y acordó remitir la documentación y pruebas a la Audiencia. En dicho, auto, que podía ser recurrido, el magistrado consideraba que se habían practicado “todas las diligencias pertinentes”. Cada uno de los cinco sevillanos investigados están procesados por cinco delitos de agresión sexual (cada uno es autor de una agresión y coautor de otras cuatro) y un delito de robo con violencia -por la sustracción del teléfono móvil de la víctima-, delitos que merecen una calificación máxima como ya señaló el magistrado de hasta 80 años de prisión (15 por cada violación y 5 por el robo).

ABOGADO DEFENSOR DE JESÚS E.D.

Un LETRADO critica las “prisas” del juez

“Inquisitorial” El abogado Luis Romero, que defiende a Jesús E.D., uno de los cinco investigados por la violación, ha criticado en un recurso las “prisas” del juez por concluir la investigación y ha aseverado que si no se le permite llevar a cabo “una defensa digna y propia de un Estado de Derecho”, este caso “se parecerá mucho a un procedimiento inquisitorial”. El auto de conclusión coincidió con su designación como letrado del investigado “y sin que se hubiese dado traslado aún de la copia de las actuaciones” y denuncia su “absoluta indefensión”. Asimismo, critica que el juez haya denegado la práctica de varias diligencias de prueba interesadas por las demás defensa.