La nueva red Alipay nace con polémica: prostitución y pornografía

Los intentos de Alipay por añadir una función de red social a su plataforma de pagos online, la más grande de toda China, ha tenido efectos tan inesperados como adversos para la compañía, que ha sido acusada de inmoral y de favorecer la pornografía y la prostitución, algo por lo que sus responsables han tenido que pedir perdón públicamente.

Todo comenzó la semana pasada, cuando la filial financiera del gigante del comercio electrónico Alibaba (el Amazon chino) actualizó su aplicación móvil con su nueva red social llamada Cículos, que permite a los usuarios compartir mensajes y fotos. Sin embargo, al contrario que en otras redes similares, esta plataforma incluye comunidades en la que tan sólo las mujeres están autorizadas a publicar imágenes, como Diario del campus o Diario de las trabajadoras administrativas.

Además de no poder publicar fotos, la aplicación dividía a "otros usuarios" (léase hombres) en dos grupos dependiendo de su clasificación en Sesame Credit, el sistema de calificación crediticia que Alipay elabora en base a los datos de consumo que registra en su plataforma. Mientras que aquellos usarios que tienen una puntuación alta pueden comentar las fotos colgadas en esos grupos, los que no llegan al límite establecido (750 créditos) tan solo pueden dar al "me gusta" o "premiar" esas fotos con regalos de dinero en efectivo, según informó Nanfang Daily.

A las pocas horas de entrar en funcionamiento, la red ya se había llenado de fotos de mujeres ligeras de ropa posando de manera seductora, un fenómeno que se aceleró durante el fin de semana y atrajo a millones de usuarios.

No tardaron en llegar las críticas de aquellos escandalizados por encontrar contenidos de este tipo dentro de la aplicación financiera. Mientras que Wang Sixin, experto legal de la Universidad de Comunicación de China, criticaba en el diario Global Times que la compañía utilizara una "idea sexista" para atraer a usuarios, otros acusaban directamente a la plataforma de servir de cobertura para la pornografía y el comercio sexual, algo ilegal en China.

Aunque en un principio Alipay esquivó la polémica diciendo que Círculos es una plataforma abierta en periodo de pruebas y que está diseñada para eliminar rápidamente "infomación dañina", la directora ejecutiva de la empresa, Lucy Peng, finalmente tuvo que pedir perdón públicamente por lo sucedido. "Pedimos disculpas a todos los usuarios y socios que han confiado en nosotros", dijo en un comunicado. "Nuestros equipos mantendrán una discusión interna para pensar con claridad y poner por escrito lo que queremos y lo que no", aseguró.

El lunes por la noche, la norma que prohibía a los hombres con una puntuación baja en el sistema Sesame Credit comentar las fotos ya había sido eliminada, así como muchas de las fotos subidas de tono.

Ant Financial, empresa propietaria de Alipay, lleva tiempo intentando captar la atención de sus usuarios sobre las funciones sociales de la aplicación en un esfuerzo por competir con WeChat, la popular aplicación de mensajería instantánea que también ofrece el servicio de pagos online y pertenece a Tencent Holdings, el mayor rival de Alibaba.

También ha estado trabajando para promover Sesame Credit, un servicio que asigna a los usuarios una puntuación crediticia basada en información de su consumo online, qué teléfonos utilizan y sus contactos en la aplicación, ofreciendo ventajas y descuentos a los que obtienen puntuaciones más altas.

La controversia ha tenido lugar en medio de la campaña gubernamental emprendida hace meses para combatir la aparición de escenas de sexo y violencia en películas, televisión y contenidos online. En 2015, las autoridades ordenaron que se volviera a editar una serie de época para que se ocultaran los pronunciados escotes de las actrices. Desde entonces, también han emitido una serie de advertencias a las estaciones de televisión, cineastas y sitios web para que eliminen el contenido de "baja calidad".