Muere el inventor del Big Mac de McDonad's

McDonald's deja de vender su Big Mac en Venezuela por la falta de la rebanada de pan del medio

Hace casi medio Michael James 'Jim' Delligatti decidió innovar el menú de su franquicia de McDonald's en Uniontown (Pensilvania) con una nueva hamburguesa: el Big Mac. Ese sándwich se ha convertido hoy en un icono de la cadena estadounidense, que lo incorporó a sus restaurantes en 1968.

Delligatti, de 98 años, falleció este lunes en Pittsburgh rodeado de su familia, según informó un portavoz de la compañía. "Era un franquiciado legendario de la red de McDonald's que causó una impresión duradera en nuestra marca", señaló en un comunicado la multinacional.

En 1967, Delligatti incorporó en sus restaurantes -llegó a ser propietario de 47 en Pensilvania- un sándwich con doble de carne, lechuga, queso, cebolla, doble panecillo con sésamo y una salsa especial para intentar batir a su directo competidor Mickey D's. Su precio de entonces era de 45 centavos.

En el 40º aniversario de la invención del Big Mac, McDonald's estimaba que se vendían unos 550 millones de hamburguesas de este tipo al año alrededor del mundo; en más de un centenar países.

Inicialmente la empresa no pareció estar muy interesada en sumar al menú la nueva hamburguesa de Delligatti. "Pensaban que tenían todo lo que necesitaban entonces", explicó en una entrevista con Bloomberg en 1993. ¿Para qué cambiar si el negocio iba bien? Después del éxito en Pittsburgh, el Big Mac se introdujo en Toledo (Ohio) donde también se ganó el favor de los clientes.

Finamente, en 1968, McDonald's lo sumó a su menú oficial. Desde entonces, se podía encontrar esa hamburguesa en cualquier local de país.

Delligatti dirigió la compañía familia M&J Management durante más de 60 años. En ese tiempo abrió su red de franquicias McDonald's. El primero en los suburbios en 1957. El inventor del Big Mac también contribuyó a introducir el menú de desayuno en la multinacional, pensando en los trabajadores de las fábricas siderúrgicas de Pittsburgh que volvían a casa al finalizar el turno de noche.

En 1986, la revista 'The Economist' convirtió el Big Mac de Delligatti en un índice. La hamburguesa servía como unidad de medida para comparar la paridad del poder de compra entre divisas. En julio de 2016, costaba 5,04 dólares (4,75 ) en Estados Unidos. En Rusia, se vendía por el equivalente de 2,05 dólares, que se traduce en una infravalorado en un 59,3%.

En agosto de 2007, Delligatti abrió el Restaurante-museo del Big Mac de McDonald's -con la ayuda de la empresa- en North Huntingdon (Pensilvania).