La fiesta del fútbol en Salamanca acaba con goleada del Atlético al Guijuelo (0-6)

La gran fiesta del fútbol en el estadio Helmántico no pudo ser la del Guijuelo, que sufrió una severa derrota ante el Atlético de Madrid. Los aficionados llenaron las gradas del Helmántico, con casi 17.000 espectadores, aunque no sin problemas para acceder al recinto deportivo. Muchos de ellos llegaron a sus asientos casi 30 minutos después de comenzado el choque. A pesar del resultado, el público disfrutó con la vuelta del fútbol profesional a Salamanca. Y, además, porque el Guijuelo dio la cara en la primera mitad.

En los primeros minutos, la posesión era del Atlético, tocaba y tocaba en el centro del campo, pero apenas contaba con ocasiones. La
defensa del Guijuelo, metido en su propio campo, le permitía mantener su portería a cero. E incluso tocaba el balón con desparpajo. Hasta que en el minuto 17 llegó la primera gran ocasión de los colchoneros, con una extraordinaria internada de Caio, cuyo disparo lo sacó en una gran intervención Kike Royo. Las mejores aproximaciones del Atlético llegaban por la banda izquierda con Lucas muy incisivo.

Mediada la primera mitad, el Guijuelo mostró su mejor versión, con varios toques, lo que motivó la primera ovación para los chacineros, que mostraban su desparpajo, sin temer al Atlético. Hasta que una decisión arbitral desniveló la balanza. Carrasco se internó en el área y recibió la entrada de Álvaro. El colegiado pitó penalti, ante las protestas de los jugadores del Guijuelo. Saúl marcó el 0-1. El gol dejó tocado al Guijuelo, que perdió posesión de balón y comenzó a meterse atrás, quedando a merced del Atlético, que dispuso de hasta tres buenas ocasiones por mediación de Carrasco, que se topó con un inspirado Kike Royo.

Y cuando ya el Guijuelo esperaba irse al descanso para recomponerse llegó el segundo del Atlético. Gran pase en profundidad de Thomas para Vrsalko que vio ligeramente adelantado a Kike Royo y anotó el 0-2.

Y al poco de comenzar la segunda mitad Carrasco dio la puntilla al Guijuelo con el tercer tanto de los colchoneros; el propio jugador belga hizo el cuarto y Correa, poco después, el quinto. A partir de ese momento los dos técnicos comenzaron a mover el banquillo.

La mejor ocasión para el Guijuelo la tuvo Antonio Pino. Tras deshacerse de Giménez en la frontal del área, se plantó solo ante Moyá, que desvió el disparo del delantero del Guijuelo. También lo intentó Carmona de chilena tras un lanzamiento de falta, pero el balón se marchó ligeramente fuera.

Para colmo, las desgracias se cebaron con el Guijuelo. Jonathan tuvo que marcharse lesionado y dejó al equipo con diez al poco de saltar al terreno de juego y acto seguido llegaba el sexto, obra del joven Roberto Núñez.

Al final, lo de menos era el resultado, puesto que muy pocos pensaban que el Guijuelo pudiera plantar cara al Atlético. Así que todos tan contentos. Los aficionados por ver un partido de nivel en el Helmántico, los jugadores del Guijuelo por mostrar momentos de buen juego ante todo un gran rival, mientras que los colchoneros se fueron felices tras sentenciar la eliminatoria.

LA FICHA:

0 GUIJUELO: Kike, Álvaro (Jonathan, min. 60), Antonio Ayala, Héctor, Aitor Aspas, Jorge Juliá, Luque, Piojo, Maiki (Néstor Gordillo, min. 60), Carmona (Manu Dimas, min. 72) y Antonio Pino.

6 ATLÉTICO: Moya, Vrsaljko, Giménez, Lucas, Thomas, Caio (Juan Moreno, min. 68), Saul, Gaitán, Carrasco (Roberto Núñez, min. 60) y Correa (Olabe, min. 80)

ÁRBITRO: Undiano Mallenco. Amonestó a Savic, por el Atlético de Madrid.

GOLES: 0-1, min. 28, Saúl, de penalti.0-2, min. 45, Vrsaljo. 0-3, min. 48, Carrasco.0-4, min. 53, Carrasco. 0-5, min. 58, Correa.0-6, min. 83, Roberto Núñez.

INCIDENCIAS: 16.500 aficionados en el estadio Helmántico.