Galicia registra 13.940 casos de varicela en 2016, la segunda cifra más alta en 20 años

Ya a mediados del pasado agosto, pasada la onda estacional de primavera y principios del verano, la varicela apuntaba maneras, hasta el punto de que la Consellería de Sanidade preveía que 2016 sería el año de mayor incidencia de la enfermedad en, "por lo menos, la última década". Acertó por completo en sus pronósticos. El balance final de afectados por esta dolencia alcanzó los 13.940 casos, según el Sergas, lo que en efecto lo convierte en el registro más elevado de los últimos 10 años, incluso superior al de 2014, cuando se disparó la cifra hasta los 11.501 por la retirada de las farmacias de la vacuna.

Ya a mediados del pasado agosto, pasada la onda estacional de primavera y principios del verano, la varicela apuntaba maneras, hasta el punto de que la Consellería de Sanidade preveía que 2016 sería el año de mayor incidencia de la enfermedad en, "por lo menos, la última década". Acertó por completo en sus pronósticos. El balance final de afectados por esta dolencia alcanzó los 13.940 casos, según el Sergas, lo que en efecto lo convierte en el registro más elevado de los últimos 10 años, incluso superior al de 2014, cuando se disparó la cifra hasta los 11.501 por la retirada de las farmacias de la vacuna.

Pero 2016 -que registra un 61% más de casos que el año anterior- se posiciona además como el segundo ejercicio con más casos notificados en las últimas dos décadas. Solo los registros de 1997, cuando se llegaron a notificar 16.651 casos según el Sergas, le hacen sombra en ese período, mientras 2002, con 13.354 le pisa los talones. Dentro de sus previsiones, el Sergas manejaba la idea de que el año finalizaría con una incidencia por encima de los 500 casos por cien mil habitantes, "hecho que no ocurre", apuntaba, "desde los años finales de la década de 1990". Y así sucedió también: la incidencia total en Galicia llegó a los 510 casos por cien mil habitantes, aunque se superó en todas las áreas sanitarias, excepto en Lugo, Santiago y Ferrol. Aunque estuvieron por encima A Coruña, con 834 casos por cada cien mil habitantes, y Ourense, con 633, Vigo es la EOXI con más víctimas de la dolencia en cifras absolutas, casi una de cada cuatro, al sumar un total de 3.286.

Pero 2016 -que registra un 61% más de casos que el año anterior- se posiciona además como el segundo ejercicio con más casos notificados en las últimas dos décadas. Solo los registros de 1997, cuando se llegaron a notificar 16.651 casos según el Sergas, le hacen sombra en ese período, mientras 2002, con 13.354 le pisa los talones. Dentro de sus previsiones, el Sergas manejaba la idea de que el año finalizaría con una incidencia por encima de los 500 casos por cien mil habitantes, "hecho que no ocurre", apuntaba, "desde los años finales de la década de 1990". Y así sucedió también: la incidencia total en Galicia llegó a los 510 casos por cien mil habitantes, aunque se superó en todas las áreas sanitarias, excepto en Lugo, Santiago y Ferrol. Aunque estuvieron por encima A Coruña, con 834 casos por cada cien mil habitantes, y Ourense, con 633, Vigo es la EOXI con más víctimas de la dolencia en cifras absolutas, casi una de cada cuatro, al sumar un total de 3.286.

Como explicaba ya en agosto Sanidade, la incidencia de varicela en Galicia muestra ciclos bianuales, con una tendencia a crecer desde 2012 que el Sergas atribuye en un primer momento al cambio en el sistema de declaración de enfermedades y "después a la retirada de la vacuna de las farmacias, cuyo efecto se notó ya en 2014 y vuelve a notarse de nuevo en este 2016", según apunta en el "Venres Epidemiolóxico".

Como explicaba ya en agosto Sanidade, la incidencia de varicela en Galicia muestra ciclos bianuales, con una tendencia a crecer desde 2012 que el Sergas atribuye en un primer momento al cambio en el sistema de declaración de enfermedades y "después a la retirada de la vacuna de las farmacias, cuyo efecto se notó ya en 2014 y vuelve a notarse de nuevo en este 2016", según apunta en el "Venres Epidemiolóxico".





Haz clic para ampliar el gráfico

Haz clic para ampliar el gráficoHaz clic para ampliar el gráfico

Habrá que ver cómo influye en la evolución de la dolencia no solo el regreso de la inyección a las farmacias el pasado febrero, sino también su inclusión en el programa de vacunación infantil a partir del 1 de abril del pasado año para los bebés nacidos a partir del 1 de enero de 2015. El Sergas cree "previsible" que esa introducción haga que la tendencia cambie "en los próximos años". Los pequeños de la casa son los principales afectados por la enfermedad. Entre 0 y 4 años concentran el 56% de los casos y, si se incluyen los niños de hasta 9, suponen casi el 85%.

Habrá que ver cómo influye en la evolución de la dolencia no solo el regreso de la inyección a las farmacias el pasado febrero, sino también su inclusión en el programa de vacunación infantil a partir del 1 de abril del pasado año para los bebés nacidos a partir del 1 de enero de 2015. El Sergas cree "previsible" que esa introducción haga que la tendencia cambie "en los próximos años". Los pequeños de la casa son los principales afectados por la enfermedad. Entre 0 y 4 años concentran el 56% de los casos y, si se incluyen los niños de hasta 9, suponen casi el 85%.