España pulveriza el récord que tiene desde hace 25 años en trasplantes

España, líder mundial en donación y trasplantes durante 25 años consecutivos, volvió a pulverizar el pasado año su propio récord, al alcanzar máximos históricos: 43,4 donantes por millón de personas (un total de 2.018 donantes) frente a los 39,7 del ejercicio anterior, y un total de 4.818 trasplantes, según los datos facilitados ayer por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).
En Galicia, la tasa se situó por debajo de la media, con 39,1 donantes por cada millón de habitantes.
Los máximos a nivel estatal se vieron reflejados sobre todo en la actividad de trasplante renal (2.994 trasplantes) y pulmonar (307 trasplantes), y en el Plan Nacional de Médula.
Unas cifras que fueron presentadas ayer por el director de la ONT, Rafael Matesanz, a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, durante su visita a la sede de la Organización Nacional de Trasplantes, en la que la ministra saludó a todos sus profesionales y les fecilitó por “la excelente labor que realizan”.
Matesanz, quien anunciaba el pasado año su intención de dejar la ONT, se despide así de la organización que encumbró batiendo sus máximos históricos; gracias a la labor que ha realizado en la ONT los ciudadanos españoles son los que más posibilidades tienen en el mundo de acceder a un trasplante.
Se realizaron 2.994 trasplantes renales, 1.159 hepáticos, 281 cardíacos, 307 pulmonares, 73 de páncreas y cuatro intestinales. La lista de espera se redujo para casi todos los órganos, pasando de 5.673 en 2015 a 5.477 pacientes, 196 menos, 22 de los cuales eran niños. Más de la mitad (54,6 %) superaba los 60 años, la tercera parte, los 70 y casi un 10 %, los 80, y el máximo histórico fue con un donante hepático de 94 años.
Respecto a las negativas familiares a donar, los datos son similares, 15,6 %; y la donación en asistolia se afianzó como la vía más clara del número de trasplantes, con 494 donantes.
Por comunidades, la ONT cifró en un 23,1 % el intercambio de órganos, siendo Cataluña, Cantabria, Asturias, Galicia y Madrid, las que más órganos enviaron a otras comunidades.
Para Rafael Matesanz, los datos son “realmente excepcionales, y demuestran que es todo el sistema el que está tirando, todo el Estado se ha puesto las pilas y está logrando niveles extraordinarios”.

España, líder mundial en donación y trasplantes durante 25 años consecutivos, volvió a pulverizar el pasado año su propio récord, al alcanzar máximos históricos: 43,4 donantes por millón de personas (un total de 2.018 donantes) frente a los 39,7 del ejercicio anterior, y un total de 4.818 trasplantes, según los datos facilitados ayer por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).
En Galicia, la tasa se situó por debajo de la media, con 39,1 donantes por cada millón de habitantes.
Los máximos a nivel estatal se vieron reflejados sobre todo en la actividad de trasplante renal (2.994 trasplantes) y pulmonar (307 trasplantes), y en el Plan Nacional de Médula.
Unas cifras que fueron presentadas ayer por el director de la ONT, Rafael Matesanz, a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, durante su visita a la sede de la Organización Nacional de Trasplantes, en la que la ministra saludó a todos sus profesionales y les fecilitó por “la excelente labor que realizan”.
Matesanz, quien anunciaba el pasado año su intención de dejar la ONT, se despide así de la organización que encumbró batiendo sus máximos históricos; gracias a la labor que ha realizado en la ONT los ciudadanos españoles son los que más posibilidades tienen en el mundo de acceder a un trasplante.
Se realizaron 2.994 trasplantes renales, 1.159 hepáticos, 281 cardíacos, 307 pulmonares, 73 de páncreas y cuatro intestinales. La lista de espera se redujo para casi todos los órganos, pasando de 5.673 en 2015 a 5.477 pacientes, 196 menos, 22 de los cuales eran niños. Más de la mitad (54,6 %) superaba los 60 años, la tercera parte, los 70 y casi un 10 %, los 80, y el máximo histórico fue con un donante hepático de 94 años.
Respecto a las negativas familiares a donar, los datos son similares, 15,6 %; y la donación en asistolia se afianzó como la vía más clara del número de trasplantes, con 494 donantes.
Por comunidades, la ONT cifró en un 23,1 % el intercambio de órganos, siendo Cataluña, Cantabria, Asturias, Galicia y Madrid, las que más órganos enviaron a otras comunidades.
Para Rafael Matesanz, los datos son “realmente excepcionales, y demuestran que es todo el sistema el que está tirando, todo el Estado se ha puesto las pilas y está logrando niveles extraordinarios”.

el correo gallego - diario de la capital de galicia - portada

Fuente: EL CORREO GALLEGO