Un grave accidente obliga a cortar la Nacional 550 a su paso por Cerponzóns

Un grave accidente entre dos vehículos obligó a cortar ayer noche la carretera N-550 entre Pontevedra y Caldas de Reis para atender a los heridos del siniestro. La colisión se produjo al filo de las nueve de la noche entre una furgoneta que circulaba en dirección a Caldas de Reis y un vehículo que iba hacia Pontevedra.

Un grave accidente entre dos vehículos obligó a cortar ayer noche la carretera N-550 entre Pontevedra y Caldas de Reis para atender a los heridos del siniestro. La colisión se produjo al filo de las nueve de la noche entre una furgoneta que circulaba en dirección a Caldas de Reis y un vehículo que iba hacia Pontevedra.

Por causas que se desconocen, ambos vehículos colisionaron frontalmente. El impacto fue brutal y el conductor del coche quedó atrapado por las piernas en el interior del turismo.

Por causas que se desconocen, ambos vehículos colisionaron frontalmente. El impacto fue brutal y el conductor del coche quedó atrapado por las piernas en el interior del turismo.

Desde el 112 se movilizó a la Guardia Civil de Tráfico, al 061 y a los bomberos de Pontevedra.

Desde el 112 se movilizó a la Guardia Civil de Tráfico, al 061 y a los bomberos de Pontevedra.

Estos se encargaron de excarcelar al hombre que había quedado atrapado en el interior del coche. El siniestro se produjo a la altura de Cerponzóns, muy cerca de la discoteca la Luna y los agentes de la Guardia Civil obligaban a dar la vuelta a los coches que circulaban por este vial mientras se realizaban las labores de rescate de los heridos.

Estos se encargaron de excarcelar al hombre que había quedado atrapado en el interior del coche. El siniestro se produjo a la altura de Cerponzóns, muy cerca de la discoteca la Luna y los agentes de la Guardia Civil obligaban a dar la vuelta a los coches que circulaban por este vial mientras se realizaban las labores de rescate de los heridos.

Sobre las diez de la noche los bomberos regresaron al parque de Pontevedra mientras que en el lugar del siniestro continuaban las labores de limpieza y retirada de los vehículos accidentados para reabrir el tráfico.

Sobre las diez de la noche los bomberos regresaron al parque de Pontevedra mientras que en el lugar del siniestro continuaban las labores de limpieza y retirada de los vehículos accidentados para reabrir el tráfico.


El 061 trasladó, según han indicado a Europa Press fuentes  sanitarias, a dos varones al Hospital Montecelo. Uno de ellos de 52  años, J.C.D., que fue en una ambulancia asistencial, y D.A.F., de 22  años, evacuado en una ambulancia acompañado por el médico del Punto  de Atención Continuada (PAC) de la zona.  El 061 trasladó, según han indicado a Europa Press fuentes  sanitarias, a dos varones al Hospital Montecelo. Uno de ellos de 52  años, J.C.D., que fue en una ambulancia asistencial, y D.A.F., de 22  años, evacuado en una ambulancia acompañado por el médico del Punto  de Atención Continuada (PAC) de la zona.