Messi ha sido el salvavidas del Barça en 9 partidos este curso

Messi siempre ha sido clave en el Barça. No es ningún descubrimiento. Y a diferencia de lo que pueda pensarse por el cruel paso del tiempo, por las últimas derrotas colectivas o por la pérdida de peso a la hora de lograr algunos premios individuales, el delantero cada vez es más decisivo para su equipo. O mejor dicho, sus compañeros cada vez dependen más de sus dones. Esta temporada, sin ir más lejos, las apariciones estelares del argentino, en forma de goles y asistencias, han rescatado al Barça hasta en nueve encuentros en pleno bajón del resto del Tridente. Anoche, otra vez. Messi ha metido el solito al Barça en los cuartos de la Copa del Rey con sus decisivas faltas en la eliminatoria ante el Athletic, ha dado un empujón definitivo para estar en octavos de Champions con sus partidos ante el Celtic (dos goles en el 0-2) y el City (hat-trick y un pase en el 4-0) y, además, ha permitido sumar diez puntos en LaLiga para no darla todavía por perdida. Está siendo un verdadero salvavidas.

En la última semana, con la falta de San Mamés que dio vida al Barça, con la del Estadio de la Cerámica en la que rescató un empate y con la de anoche en el Camp Nou que evitó una prórroga, se ha acentuado más su poderío. Sin embargo, a lo largo de todo el curso está siendo así. Hay numerosos ejemplos que se suman a los ya narrados. En el Sánchez Pizjuán, con 1-0 en contra, Messi empató y regaló el 1-2 a Suárez. En San Sebastián logró el 1-1 tras adelantarse la Real. Y en Pamplona lo bordó (0-3) con dos goles, uno de ellos sentando a toda la defensa de Osasuna, e iniciando con un pase de genio el de Suárez.

Messi ha sido importante también en otros muchos partidos. Cómo no. Hizo un hat-trick en Champions al Celtic en el 7-0 y mojó también ante el Gladbach. Pero no hizo más que lo que tantas y tantas otras noches: dirigir contundentes victorias. En LaLiga también repitió con dos goles ante el Betis (6-2) o el Leganés (1-5) o con un gol (o golazo) y asistencias ante el Deportivo (4-0) y el Espanyol (4-1). Esos días, a diferencia del resto de partidos, no necesitó vestirse de héroe. Aunque todo el mundo sabe que lo es. Dos datos mantienen la teoría. Uno: el Barça ha pinchado en tres de las seis veces que no ha jugado (50%). Y dos: desde que Leo coincide con Suárez y Neymar, dos estrellas en plena ascensión, ha sumado 125 goles, el uruguayo 100 y el brasileño 77. Messi no sólo sigue siendo el mejor. Aún es el más decisivo.


Partidos en los que Messi rescató al Barça esta temporada


Champions

Celtic (0-2): dos goles

City (4-1): hat-trick y una asistencia

Liga

Valencia (2-3): dos goles

Sevilla (1-2): un gol y una asistencia

Real Sociedad (1-1): el gol del empate

Osasuna (0-3): doblete y asistencia

Villarreal (1-1): gol de falta

Copa

Athletic (2-1): gol de falta clave en la eliminatoria

Athletic (3-1): gol de falta que evitó la prórroga

lionel messi, copa rey fútbol, fc barcelona, equipos, fútbol, competiciones, deportes

Fuente: AS