Libertad bajo fianza para el yerno de la viuda del ex presidente de la CAM

El juez le impone una fianza de 150.000 euros en metálico, que ya ha sido depositada por su abogado. Seguirá siendo el principal investigado

La regenta asesinada de la familia de oro de Alicante

El yerno preparó el crimen cuatro días antes, según la Policía

El juez que investiga el asesinato de la viuda del ex presidente de la CAM, Vicente Sala, ha acordado la libertad del hasta ahora único sospechoso del crimen. El yerno de María del Carmen Martínez, a quien la Policía y el fiscal señalan como la persona que dio dos tiros a su suegra en la cabeza, ha abandonado la prisión de Fontcalent después de 38 días.

Según informaban a primera hora de este lunes fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), López podrá abandonar este lunes la prisión de Fontcalent, si abona 150.000 euros en metálico.

Por su parte, el abogado de Miguel López, ha confirmado poco después que ya ha depositado la fianza de 150.000 euros fijada por el juez para que su cliente pueda salir de la cárcel, según informa Efe. El letrado, José Antonio García, ha hecho estas declaraciones en los juzgados de Benalúa, donde ha depositado la fianza.

"(Miguel López) no lo sabe todavía, la fianza ya está depositada y saldrá (de la cárcel) lo que tarde la burocracia", ha dicho el abogado, quien ha mantenido la inocencia de su defendido. "Voy a verlo ahora y saldrá a lo largo del día de hoy", ha indicado el letrado, antes de trasladarse hasta el centro penitenciario de Fontcalent, en Alicante, donde ha llegado sobre las 12.10 horas para realizar los trámites para la excarcelación de Miguel López.

El mismo juez que ordenó su ingreso en prisión por los indicios que le pusieron sobre la mesa los agentes del grupo de Homicidios de la Comisaría Provincial ha resuelto en un auto dejar en libertad con fianza a Miguel López, que desde que fuera detenido siempre ha proclamado su inocencia.

La decisión del magistrado José Luis de la Fuente se produce después de que venciera el plazo dado a las partes para que se pronunciaran sobre la petición de libertad que realizó la defensa, quien mantenía que no había pruebas suficientes para que su cliente continuara entre rejas.

Por contra, tanto el fiscal como la acusación particular ejercida por el primogénito de la fallecida entendían que López debía seguir en la cárcel, y así se lo expusieron al juez, porque su salida ponía en riesgo la objetividad de los testigos pues, según mantenían, puede coaccionarlos.

López, a partir de ahora, seguirá el proceso en libertad como único investigado (figura que sustituye a la de imputado tras la reforma de la ley) en relación al crimen de María del Carmen Martínez.

En el auto, el juez justifica la solicitud de fianza para Miguel Ángel López en el hecho de que, según su opinión, subsisten suficientes indicios para mantenerlo como investigado. Entre ellos, los motivos económicos, el "innegable clima de crispación", la experiencia del investigado en el manejo de armas o la "obtención" por parte del investigado "de una situación en la que conseguiría quedarse a solas con la víctima en un lugar oscuro y recogido". Hace por otra parte referencia a las "lagunas e incongruencias" en las declaraciones del investigado respecto a sus movimientos posteriores al asesinato.

No obstante, el juez justifica la salida de prisión reconociendo que "sin desvirtuar los indicios", no se han aportado apenas "elementos nuevos que sustenten la acusación", más allá de las declaraciones vertidas por los agentes respecto a la conducta del investigado después de los hechos en el concesionario. Apunta que está a la espera de nuevas pruebas periciales o documentales de carácter técnico por parte del Servicio de Informática Forense de la Jefatura Provincial de Policía de Valencia, de la Brigada Provincial y de la Comisaría General de Policía Científica, de la Brigada Provincial de Policía Judicial y del perito optometrista designado, "cuya dilación temporal resulta difícil estimar".

El juez, por otra parte, decreta la prohibición de su salida de territorio nacional, por lo que deberá entregar su pasaporte. Además, requiere que el investigado se presente cada lunes ante el juzgado, así como todas las veces que sea llamado.

Otra de las medidas solicitadas es el alejamiento de Miguel Ángel López del concesionarios Novocar en las que ocurrieron los hechos investigados y cuyos trabajadores son testigos en esta causa. El motivo sería evitar "hipotéticas presiones" sobre estos testigos , que pudieran hacer variar sus declaraciones.