Huelga sorpresa de taxis en el arranque de la Feria de Málaga

Los taxistas de Málagahan decidido convocar una huelga en el arranque de la feria de la capital. A partir de las 00:00 del domingo, los conductores han dejado de trabajar como respuesta a la reciente irrupción de Cabify en la cuidad. En concreto, por la decisión del Ayuntamiento de habilitar una parada para Cabify en el recinto ferialha sido el detonante del paro, pues el sector del taxi lo ha interpretado como una «declaración de guerra». Los servicios mínimos únicamente atienden «despachos hospitalarios», han apuntado fuentes de Unitaxi. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha mantenido una reunión de urgenciacon los taxistas que se ha extendido hasta las 4 de la madrugada. Según ha comentado el regidor a través de su cuenta en Twitter, está previsto que este domingo se produzca un nuevo encuentro «para que normalicen la situación del sector». Será en torno al mediodía cuando De la Torre se cite de nuevo con los conductores, que valorarán el posible restablecimiento al término de la próxima reunión. Decenas de conductores de taxi se han concentrado con sus coches en el recinto ferial en señal de protesta por la decisión del Ayuntamiento de habilitar una parada especial para el servicio de transporte con licencia VTC, que acaba de implantarte en Málaga. La empresa Cabify ya ha desplegado en la capital unos 200 vehículos, según fuentes internas, que no han sido capaces de atender la enorme demanda y contratar su servicio también ha sido imposible mediante la aplicación móvil. Con lo cual, la vuelta a casa ha sido para muchos una odisea. La odisea de volver Miles de personas se han visto afectadas por la huelga, secundada de forma masiva y por sorpresa. Las colas en las paradas de taxi se han prolongado durante toda la noche sin que los usuarios supieran que el sector había convocado un paro, lo que ha generado malestar entre los usuarios. Han tenido que improvisar la vuelta a casa tras una noche de fiesta en autobús o a pie. Coger un taxi se ha convertido en una misión imposibleen toda la ciudad durante toda la noche, con la única e inflexible alternativa del autobús, que se ha visto desbordado. Además, las líneas teléfonicas permanecen inoperativas; el mismo mensaje de voz repite que no hay vehículos disponibles.