Galicia, verano distinto

Noches frescas, playas poco frecuentadas, furanchos... Son algunos de los "hechos diferenciales" del verano gallego