Rajoy pide a los catalanes no acudir si son llamados a una mesa electoral para el referéndum

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha respondido hoy al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que es imposible dialogar sobre algo "manifiestamente ilegal", y ha pedido a los ciudadanos catalanes que sean citados para una mesa ante el referéndum del 1-O que no acudan a esa llamada.

Rajoy se ha referido a la situacion en Cataluna en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Congreso y en la que se ha referido a la propuesta de dialogo lanzada por Puigdemont para evitar la consulta.

"Habla ahora de que hay que hablar con el Gobierno. Llevamos mucho tiempo hablando, pero no se puede negociar porque es innegociable liquidar la soberania nacional y pasar por encima de la Constitucion y el Estatuto", ha respondido.

Tras reiterar que no habra referéndum el 1 de octubre es cuando ha pedido a los ciudadanos que estén tranquilos porque el Gobierno va a cumplir con su obligacion.

Y ha hecho a renglon seguido su llamada para no participar en una de las mesas del referéndum: "Si a alguien se le cita para acudir a una mesa electoral, que no vaya, porque no puede haber referéndum y seria un acto absolutamente ilegal".

El jefe del Gobierno ha reiterado que el Ejecutivo solo pretende que en Espana se cumpla la ley y se respeten los derechos de las personas, algo que asegura que no ocurrio la pasada semana en el pleno del Parlament y donde se vivio "un golpe a la democracia".

"Fue un acto claramente antidemocratico como lo es la convocatoria de un referéndum ilegal", ha subrayado antes de insistir: "Lo unico que contemplamos y no hay otro escenario posible es que ese referéndum no se puede celebrar".

Al plantearle qué hara el Gobierno si en la Generalitat se declaran insumisos, ha respondido: "Es igual lo que se declaren. En Espana la ley se cumple porque Espana es una democracia, y si la ley dejara de cumplirse eso significaria que la voluntad de la mayoria de los ciudadanos no sirve para nada y que cada uno puede hacer lo que quiera".

"Y eso es evidente que no puede ser. No hay ningun gobierno en el mundo que pudiese aceptar que se celebrase un referéndum de estas caracteristicas. Ninguno", ha reiterado.

Respecto a la posibilidad de que la Fiscalia actue si existe esa insumision, ha garantizado que "la Fiscalia actuara siempre en defensa de la legalidad", asi como los jueces y el Gobierno porque esa es la obligacion de todos.

"Ni el Gobierno, ni la Fiscalia, ni el Poder Judicial pueden permitir que unas personas decidan unilateralmente pasar por encima de la ley y hacer lo que estimen oportuno y conveniente porque eso seria entrar en la ley de la selva", ha subrayado.