La CUP presiona a Puigdemont y pide que responda al Estado "con la República ya proclamada"

El mes que la CUP concedió al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para mantener la suspensión de la declaración unilateral de independencia el pasado martes y el margen que le había dado ERCse han convertido en tres días.

Ha bastado una respuesta del Gobierno iniciando la aplicación del artículo 155 con el requerimiento al president para que responda sobra si declaró o no la independencia para que la formación anticapitalista empiece a presionar al Govern a través de una carta enviada este mismo viernes al president.

Mientras ERC, en boca de su portavoz, Sergi Sabrià, se ha mostrado también tajante al respecto: "Se debe dejar claro que la independencia está declarada y firmada e insistir en que la voluntad es dar una oportunidad al diálogo".

Carta Puigdemont by EdmundoForbes on Scribd

En una entrevista concedida a Onda Vasca, Sabrià ha manifestado que "para nosotros está clarísimamente declarada" la independencia en Cataluña. En este sentido, preguntado sobre qué debería responder el president a Rajoy ha señalado que se tendría que responder que "la independencia está declarada, que existe la declaración y que está firmada por una mayoría de los representantes electos, de los diputados del Parlament, e insistir en que nuestra voluntad en este momento no es aplicarlo directamente, sino poderlo hablar".

De esta forma ERC y la CUP se sumas a la ANC y otros sectores del independentismo que ya han empezado a presionar a Puigdemont con hacer efectiva la declaración de independencia. Unas presiones que ya hicieron este jueves visibles varios miembros de ERC y que han provocado la reacción del ex president Artur Mas, el cual ha advertido a la CUP y a la ANC que ellos no presiden el Govern.

La CUP considera que la respuesta de Puigdemont al Gobierno debe ser "en los términos del mandato popular" asumido por el president con el respeto "al ejercicio del derecho a la autodeterminación que se expreso en las sufridas urnas del pasado 1 de octubre".

"Sólo a través de la proclamación de la república seremos capaces de respetar lo que la mayoría expresó en las urnas" considera la formación de la izquierda anticapitalista que cree que una intervención de "actores internacionales" pasa por un reconocimiento "como sujeto político".

Por eso, presionan a Puigdemont para que responda a Mariano Rajoy con "la República ya proclamada" ya que hacerlo de otra forma "supone avalar todas y cada una de sus amenazas, su rechazo y su represión y supondría volver a la legalidad constitucional española con la que la mayoría social resolvió responder".

La CUP admite que los partidos con mayoría en el Congreso, los poderes económicos y la Unión Europea se amparan en la Constitución "deslegitimada" para rechazar la autodeterminación pero consideran que no pueden quedarse "inmóviles" ante la pérdida de derechos y libertades. También rechazan una posible mediación internacional ya que creen que llevará a Cataluña a soportar "el despliegue policial y militar", una ofensiva judicial "con acusaciones gravísimas" y no tolera los heridos el 1-O.

"Si pretenden seguir aplicando, ahora ya con requisitos formales cumplidos, las previsiones del artículo 155 de la Constitución y nos quieren seguir amenazando y amordazando que lo hagan con la república ya proclamada. Por fortuna seguiremos sin apoyos de mercados y estados, seguiremos sin grandes riquezas naturales y sin poderes económicos que nos den apoyo pero lo haremos con la gente y con sus esperanzas y con toda su dignidad", concluyen.

La carta de la CUP enviada el presidente catalán se suma a la petición de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) que este jueves pidió al Parlament el levantamiento de la suspensión de la independencia y requirió a Puigdemont que implementase la ley de transitoriedad.

Según el documento, el secretariado de la ANC, que se ha reunido hoy en sesión extraordinaria, ha acordado hacer público su posicionamiento "en relación a la situación política actual". "Vista la negativa del estado español a cualquier propuesta de diálogo", reza el comunicado, "ya no tiene ningún sentido mantener suspendida la Declaración de independencia. Por eso instamos al Parlament a levantarla, y al president y al Govern a implementar la Ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la República".

El pasado martes, Carles Puigdemont anunció en el Parlament que asumía "el mandato del pueblo para que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república". Y, además, añadió que suspendía los "efectos" de esa declaración no explicitada "para emprender un diálogo y llegar a una solución acordada".

Minutos mas tarde, el president protagonizó una declaración de independencia informal mucho más explícita que firmaron todos los diputados de Junts pel Sí y la CUP después del pleno. En un papel encabezado únicamente por un escudo de la Generalitat y el lema "Declaración de los representantes de Cataluña", el texto aseguraba que se "constituye la república catalana, como Estado independiente y soberano, de derecho, democrático y social".

declaración unilateral de independencia (dui), cataluña, referéndum en cataluña, carles puigdemont, cup, españa

Fuente: EL MUNDO