Joan Mir, campeón del mundo ganando la carrera

Sandro Cortese (2012), Maverick Viñales (2013), Alex Márquez (2014), Danny Kent (2015) y Brad Binder (2016) tienen desde hoy un nuevo compañero en el cuadro de honor de Moto3, Joan Mir, que lo ha hecho a lo grande ganando la carrera del Gran Premio de Australia en Phillip Island, su noveno triunfo del año, décimo de su carrera deportiva, una carrera complicadísima declarada en seco pero con parches de agua y que ha sido interrumpida cuando la cabeza de carrera estaba en la vuelta 17. Consolidada en la 15 ahí cruzó primero Mir por delante de su compañero Loi y Jorge Martín con Romano Fenati, sexto.

El piloto nacido en Palma de Mallorca el 1 de septiembre de 1997, que debutó en el Mundial haciendo una sustitución precisamente en Phillip Island en 2015, se ha consagrado definitivamente tan solo un año después de conquistar el trofeo de rookie del año y el top-5 en el Mundial.

Un año fantástico con 11 podios de 16 posibles, 9 victorias, un segundo y un tercero, puntuando en todas las carreras salvo en su primera oportunidad de título hace una semana en Motegi donde todo salió cruz, pero tanta perfección hasta entonces parecía imposible en esta categoría de pequeños kamikazes en la que el riesgo de caída por cuenta ajena acecha en cada curva, donde las ruedas buenas son extremadamente vigiladas y donde la igualdad es máxima.

Pero formando un tándem inigualable sobre su Honda y pese a que ya le sobra moto por todas partes tras su último estirón físico que le lleva a rondar ya el 1,78 Joan ha firmado un año de leyenda en su segunda campaña completa en el Mundial de Moto3.

Jorge Martín ha aprovechado bien su posición desde la pole para ponerse primero. Muy agresivo Fenati desde segunda fila ha llegado pronto a la altura de Mir y todo eso en unas condiciones bastante precarias con slicks –la carrera ha sido declarada en seco– y bastantes parches de humedad aún en la pista de la lluvia caída al inicio de la jornada. Mucha agresividad inicial y poco respeto al líder del Mundial que inteligentemente se ha descolgado a la mitad del gran grupo para evitar los nervios de delante.

Muchas caídas de favoritos como Di Giannantonio o Arón Canet en las vueltas iniciales y ha sido el toque de campaña para que Joan Mir tomara la cabeza ya con el asfalto seco y se pusiera a estirar el grupo a partir del quinto giro. Y los ha llevado con el gancho, sólo Guevara se ha enganchado abriendo un pequeño hueco sobre Jorge Martín.

Pero en el octavo giro ha aparecido la bandera de lluvia lo que ha vuelto a compactar el gran grupo de 11 pilotos con los dos candidatos entre ellos, lluvia pasajera y sólo en esa parte del circuito. Pero Fenati, el gran especialista en agua de la parrilla, lo ha aprovechado para relevar en cabeza a Mir que se ha descolgado a la cola del grupo para no ser él quién ‘pringase’ con las humedades.

Han seguido sumándose caídas en el grupo cabecero, Guevara, Ramírez, y en el ecuador de la carrera y 11 giros por delante Joan Mir ha vuelto a ponerse a tirar del grupo para hacer otra selección y sobre todo porque en caso de arrancar definitivamente la lluvia la carrera podría suspenderse y la clasificación definida según el último giro consolidado. En seco el líder del Mundial ha sido quién mejor ritmo ha tenido durante el fin de semana y para decantar el mundial a su favor dependiendo de si mismo ganar o ser segundo era la mejor rúbrica para este año de ensueño.

Y en el 17º giro ha arrancado la lluvia, habían pasado los dos tercios de carrera y consolidada a 15 vueltas Joan Mir había cruzado primero la línea de meta. Título con triunfo, la mejor rúbrica para un campeón con letras mayúsculas que el próximo año saltará con el título a Moto2 como compañero del último campeón español de Moto3, Alex Márquez.