El PP forzará que aflore la deuda condonada por los bancos al PSOE

El PP llevará hasta el final la investigación en el Senado sobre la deuda millonaria que los bancos habrían condonado al PSOE, hasta 40 millones según los populares. Ayer pinchó en hueso porque uno de los bancos que habrían perdonado créditos a Ferraz, Kutxabank, se negó a ofrecer detalles amparándose en el secreto bancario, pero avisó de que no se librarán de ofrecer explicaciones al Parlamento. «No quiero que suene como excusa, pero estamos obligados legalmente a reservar el secreto bancario», justificó el consejero delegado de la entidad vasca, Francisco Javier García Lurueña, que fue abroncado por el portavoz popular, Luis Aznar, por no colaborar con la comisión. «Es cuestión de tiempo que tengan que entregar esa documentación, cada día esa exigencia será mayor», le advirtió. Aznar había pedido a Lurueña que aclarara en el Senado las operaciones crediticias por valor de 21 millones que la BBK –una de las tres cajas vascas que se fusionaron en Kutxabanak– habría contraído con el PSOE en 2004. Un informe del Tribunal de Cuentas alertó de que en 2006 las dos partes llegaron a un acuerdo para cancelar esa deuda existente, sin que el banco no informara de ello al órgano fiscalizador. «Me es absolutamente imposible dar datos concretos de clientes de Kutxabank», dijo Lurueña. En otro interrogatorio, el exgerente de Ferraz Xoan Cornide reconoció haber negociado personalmente la deuda con el presidente de la BBK, Xabier Irala. «No fue un perdón bancario, fue una buena negociación», dijo Cornide, que redujo la deuda perdonada por los bancos a unos 700.000 euros sobre operaciones de 2,5 millones. «Tenía un marrón contable», se reafirmó en lo expresado durante su comparecencia en julio en esta comisión del Senado, donde el PP investiga en solitario por el plantón del resto de grupos, que ven en ella una «cortina de humo» para tapar los trabajos del Congreso indagando en la caja «b» de Génova. Linde promete colaborar Por la mañana, el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, se comprometió a enviar al Senado la documentación requerida por el PPsobre los créditos bancarios del PSOE y según fuentes parlamentarias se mostró abierto a hacerla pública, pese a que ayer el PP cerró la comisión a los medios por entender que era información «reservada». Aznar fue muy beligerante acusando a los bancos de no participar del «esfuerzo ímprobo» del legislador por hacer más transparente la financiación de los partidos. A la sesión de ayer en el Senado estaban convocados también los responsables de la Fundación La Caixa, BBVA y Santander; pero pidieron aplazar su comparecencia por motivos de agenda. El PP les llamará de nuevo. El grupo popular reclamará hoy al Tribunal de Cuentas que detalle los nombres de las entidades financieras que han operado con el PSOE.

españa

Fuente: ABC