Detenido un policía local por espiar al tribunal de la oposición en la que participa

La Guardia Civil ha detenido a un agente interino de la Policía Local de Castrillón que confesó haber espiado al tribunal de una oposición en la que concursaba, abierta al objeto de dotar como fijas cuatro plazas en la plantilla de la propia Policía Local ahora ocupadas por interinos. Según ha podido saber este periódico, introdujo un dispositivo de escucha o de grabación en la sala en la que el tribunal planteaba las preguntas y las respuestas del examen, que se celebró unas horas después y al que él mismo se presentaba.

Ese mismo día, el pasado jueves, el aparato fue hallado adosado a una mesa por una limpiadora, que dio parte a la Policía Local. El domingo, al conocer que se había abierto una investigación, el agente confesó, primero ante el comisario y después ante la Guardia Civil, que lo ha dejado en libertad con cargos.

Los hechos podrían ser considerados como violación de secreto, delito en el que se incurre «si de la revelación resultara grave daño para la causa pública o para tercero», penado con entre uno y seis años de prisión, además de inhabilitación. Además de interponer denuncia, el Ayuntamiento de Castrillón también ha abierto la vía administrativa, que según ha admitido la alcaldesa, Yasmina Triguero, podría resolverse con la expulsión del agente de la plantilla, a la que pertenece desde hace dos años como interino. También con su exclusión en el proceso selectivo, que con toda posibilidad se anulará para retomarlo desde el punto de partida.

«Estos hechos nos causan un enorme malestar. La investigación va a llegar hasta el final con el fin de dilucidarlo todo y de garantizar que el proceso de selección de los cuatro agentes se realizará con total transparencia y máximas garantías», manifestó la alcaldesa.

Al examen se presentaron unos cincuenta candidatos, entre ellos los otros tres agentes que, al igual que el autor confeso de la escucha, forman parte de la plantilla como interinos. En el caso de que no consiguiesen la plaza se quedarían sin su actual trabajo.

Veintisiete agentes

Tras la reciente baja de cuatro agentes -dos se han marchado a la Policía Local de Avilés, uno a la Policía Nacional, aún en fase de prácticas, y otro con incapacidad permanente pendiente de revisión el número de efectivos se reduce a veintisiete, demasiado pocos para cubrir con garantías las necesidades del concejo, especialmente en verano.

Los agentes se organizan en cinco turnos de cinco o seis cada uno, número que se reduce cuando alguno está de vacaciones, de baja o de permiso. En ocasiones solo hay una patrulla disponible. La situación se suma a las estrecheces que también padece la compañía de Avilés de la Guardia Civil, en la que se integra el puesto de Piedras Blancas.

Dado que su objeto es dotar como fijas cuatro plazas a día de hoy cubiertas con interinos, la plantilla de la Policía Local seguirá formada por veintisiete agentes una vez se completa la actual convocatoria. En este sentido, el gobierno contempla la posibilidad de aprovecharla para incorporar como interinos a los cuatro candidatos que ocupen los puestos del quinto al ocho, si bien la decisión aún no se ha tomado.

El agente, interino, introdujo un sistema de escucha en la sala en la que se decidían las preguntas y las respuestas del examen

El dispositivo fue hallado por una limpiadora y al saber que estaba siendo investigado confesó

Temas