La Fiscalía abre la capilla ardiente tras la llegada del féretro de Maza

La Fiscalía General del Estado ha abierto poco antes de las nueve de la mañana de este martes la capilla ardiente del fallecido fiscal del Estado José Manuel Maza tras la llegada de su féretro, que ha entrado en la sede de la institución portado por guardias civiles y policías nacionales vestidos de gala.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha destacado a su salida de la capilla ardiente que Maza fue una persona "recta, justa, equilibrada, sensata" además de alguien "conocedor de la realidad en la que se movía". Rajoy ha señalado que estamos ante "una gran pérdida" y ha comentado que la repentina muerte ha supuesto un "gran disgusto". "Llevaba un año en su responsabilidad, he tenido oportunidad de tratarlo en numerosa ocasiones a lo largo de este año", ha señalado Rajoy tras compartir cerca de 20 minutos con la familia del fallecido, del que ha resaltado también que era un "excelente jurista".

El rey Felipe VI ha llegado a la capilla ardiente instalada de José Manuel Maza. El monarca ha llegado minutos después de la salida del presidente Mariano Rajoy o la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, entre las primeras personalidades que han presentado su pésame a la familia en la capilla ardiente instalada en la sede de la Fiscalía General del Estado.

La ministra de Defensa ha lamentado la "inmensidad de la pérdida" que ha supuesto el fallecimiento a los 66 años del fiscal general, cuyo trabajo y "servicio a su país" ha sido reconocido "por todos".

Cospedal ha acudido a la capilla ardiente para dar el pésame a la familia. A su salida, la ministra ha reconocido ante los medios la trayectoria de Maza, a quien se ha referido como "un hombre entrañable" y "uno de los grandes juristas que ha tenido España en mucho tiempo".

El presidente de la Sala de lo Penal del Supremo, Manuel Marchena, amigo personal del fallecido; y el propio presidente del Supremo, Carlos Lesmes, también compañero en el alto tribunal de Maza, quien fue muchos años magistrado de dicha sala, esperaban la llegada del cuerpo a las puertas del edificio que da sede a la Fiscalía junto a numerosos funcionarios y fiscales.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá; el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas; el ex fiscal del Estado Eduardo Torres Dulce; el fiscal del Supremo y fiscal general en funciones Luis Navajas y el fiscal del Supremo y ex fiscal jefe de la Audiencia Nacional Javier Zaragoza, también han aguardado la llegada del féretro.

El exministro de Justicia Mariano Fernández Bermejo y el exfiscal Anticorrupción Manuel Moix figuraban también entre quienes han rendido homenaje de silencio al fallecido en compañía de la familia.

La capilla ardiente del Fiscal General del Estado, fallecido el sábado en Buenos Aires por una infección renal, se ha instalado este martes en la sede de la propia Fiscalía del Estado, en la calle Fortuny de Madrid. Los restos del fallecido han llegado a Madrid en la madrugada en un vuelo directo desde la capital argentina, a donde viajó Maza, de 66 años, para participar en varias actividades oficiales en ese país y también en Uruguay.

Rajoy lamenta en la capilla ardiente la «gran pérdida» que supone la muerte del fiscal del Estado, una persona que ha definido como «recta, justa, equilibrada y sensata»

Temas