La eficacia de las rotaciones

En la Liga sigue mandando el Barça. Frente al Sevilla, Valverde en la alineación, nos sorprendió con Paco Alcácer, seguramente por merecimientos, y realmente acertó de pleno en la elección, al ser el protagonista del partido con sus dos espléndidos goles de verdadero delantero, ni tan siquiera necesitó controlar el balón para ver la portería sevillista. En algunos partidos se le pide a su técnico desde el entorno, rotación en los jugadores del equipo, pero el “Txingurri”, en realidad, sólo va rotando una posición que es la que dejó vacante Neymar.

En los primeros partidos ese espacio lo ocupó Deulofeu, que con su presencia ofrece al equipo velocidad y más desequilibrios en los uno contra uno, también utilizó a André Gomes, que aporta más seguridad al centro del campo, e incluso en alguna ocasión jugó Denis Suárez, aportando al equipo, dribbling y control, o Sergi Roberto, con el cual consigue velocidad en progresión y buena llegada desde atrás. Todos ellos equilibran el equipo y transforman el sistema en algo más parecido a lo que pretende su técnico, potenciando y aprovechando el oficio de centrocampistas que tienen cada uno de ellos. Pero en los dos últimos partidos la aparición de Paco Alcácer en esa posición ha posibilitado el tener un goleador más en el equipo, quizás también, ayuda y descarga la responsabilidad en la sequía de goles que en la actualidad acompaña a Luis Suárez.

Es prudente el descanso del uruguayo con su selección , para recuperarse entrenando de forma específica, siempre dirigida por el cuerpo técnico y médico es lo mejor que le podía ocurrir, no sólo para el propio jugador sino también para el equipo. Es una coincidencia que, tres de los delanteros principales de los equipos grandes Cristiano, Luis Suárez y Griezmann no encuentran puerta, es una casualidad, pero hemos de tener en cuenta que el oficio de hacer goles es lo más complejo en el mundo del fútbol.

Ernesto Valverde acierta al hacer las rotaciones hasta ahora en la posición de Neymar, y con ello permite participar a la mayoría de jugadores ofensivos, y a la vez refuerza, en muchos casos, el centro del campo que hace mas consistente al Barça del 2017.