La Juventus no teme que Dybala se vaya

Paulo Dybala no está en su mejor momento en la Juventus por diversos motivos, que no son estrictamente futbolísticos. Pero no es cierto que exista conflicto alguno con el club, todo lo contrario. La ‘Joya’ tiene previsto cumplir el contrato que renovó esta temporada con una ficha de siete millones de euros y que finaliza en junio del 2022. La ‘Joya’ sólo escucharía ofertas en el caso de que le propio club estuviera de acuerdo en realizar dicha operación, cosa que no se ha producido hasta el momento. Los interesados saben que para empezar a habalr hace falta poner unos 140 millones de euros sobre la mesa. Nadie lo ha hecho aún.

Otra cosa es que sus relaciones con el técnico Massimiliano Allegri no vuelvan a atravesar por su mejor momento. Tanto el administrador delegado Beppe Marotta, como el secretario técnico Fabio Paratici, están muy encima del crack argentino transmitiéndole la confianza absoluta del club, recordándole qu epor eso le dieron la histórica camiseta con el ‘diez’ a la espalda, la misma que habían lucido Omar Sívori, Michel Platini o Roberto Baggio.Eso sí, le pidieron un mayor respeto hacia su entrenador, indicándole que evitara ‘shows’ como el visto en el José Alvalade de Lisboa cuando fue cambiado en el partido ante el Sporting de Portugal, correspondiente a la liguilla de Champions.

Paulo Dybala empezó la temporada en plan estelar con un doblete frente al Lazio en la Super Coppa de Italia y tripletes antes el Sassuolo y Genoa en la Serie A. Pero tras acudir a la llamada de Jorge Sampaoli para los importantes partidos de Argentina para la clasificación de Rusia 2018, las cosas se torcieron, siendo, incluso, cambiado por Massimiliano Allegri, cosa que no le gustó nada a la ‘Joya’ hasta el punto que pareció lanzar algún que otro improperio al entrenador antes de irse al banquillo. La Juventus llegó a valorar una sanción, aunque, al final, lo dejó correr.

El propio Massimiliano Allegri ha comentado que a Paulo Dybala le falta más intensidad de trabajo en el campo, un mayor acierto en el área para “recuperar su condición óptima y brillantez habitual”.Lo que no deja de ser una confirmación de su distanciamiento que se pudo volver a comprobar en los partidos de la Juventus en el campo del Sporting de Portugal en Champions o ante el Benevento en la Serie A.

Sin ofertas

Fuentes de la propia Juventus han confirmado a MD que no existe el más mínimo interés en desprenderse de su ‘Joya’, que existe plena confianza en Paulo Dybala alrededor del cual se quiere construir el actual proyecto futbolístico de la Vecchia signora. Al club de Turín no ha llegado oferta alguna en la actualidad por su crack argentino cómo si sucedió en el verano pasado y, sobre todo, en la última temporada, cuando FC Barcelona, Real Madrid y Manchester United se interesaron directamente por el jugador hablando con su entorno más directo y con el propio club.

Debe recordarse que Paulo Dybala decidió cambiar de representante, abandonando a su viejo manager Pier Paolo Triulzi que siempre le había llevado los asuntos y que había dirigido las andanzas de la ‘Joya’ desde que llegara a Europa para militar en el Palermo y, posteriormente, en la Juventus. En realidad, según explica el propio entorno del jugador, será la familia quien ejerza de representante con el hermano Mariano en Europa y el mayor Gustavo en Córdoba (Argentina), los dos junto al tío de Paulo.

Futuro incierto

Paulo Dybala va a esperar a final de temporada para ver como evolucionan las cosas en la Juventus, fundamentalmente, si Massimiliano Allegri sigue en el banquillo de la Vecchia signora. La ‘Joya’ sí que se ha visto contrariado por el hecho de que el club que preside Andrea Agnelli no se haya reforzado con grandes jugadores como le prometieron antes de que prolongara su contrato. Además, se han ido jugadores importantes como Leonardo Bonucci (Milan) o Dani Alves (Paris Saint Germain). En ese aspecto Paulo Dybala se considera engañado por la Juve.

El Real Madrid sigue siendo el club que marca más de cerca a Paulo Dybala, que le está sometiendo en realidad a un examen a lo largo de la temporada. Florentino Pérez se interesó en su día personalmente por el jugador y entabló negociaciones, pero Zinedine Zidane refería a Eden Hazard (Chelsea). Al final, no llegó ni uno, ni otro. Los dos se quedaron en sus respectivos clubs.