Los trabajadores exigen al Gobierno un comprador para Unipost


Incertidumbre y desconcierto. Ese es el sentir de los trabajadores aragoneses de Unipost tras las presentación de un ERE de extinción por parte del operador postal para la totalidad de su plantilla en España -2.200 personas, de las cuales 350 trabajan a Aragón-. Unos 50 empleados de la compañía de Zaragoza, Huesca, Soria y Madrid, junto con miembros de la Federación de Comisiones Obreras del sector postal, se han concentrado esta mañana ante la Delegación del Gobierno en la capital aragonesa para exigir una solución al Ejecutivo, que pasa inevitablemente por un comprador, al mismo tiempo que han mostrado su rechazo tanto al ERE como al cierre de la empresa.

“La compañía puede hacer gestiones para facilitar la compra, pero es el Gobierno el que tiene que tomar una medida política para solucionar el conflicto, que pasa por un comprador. La Administradora concursal, después de ver el plan de viabilidad que le entregó Unipost, decide que dicho plan no es viable y que la única solución para los 2.200 trabajadores es que la empresa sea adquirida por un comprador”, ha explicado Mercedes Tejedor, secretaria general de la sección sindical estatal de Comisiones en Unipost, sindicato que ha convocado dicha concentración (la primera en Zaragoza, que se une a las celebradas en otros puntos de España, la última el martes en Madrid ante el Congreso de los Diputados).

Tejedor ha avanzado que Correos “puede tener interés” en comprar la compañía. “Desde CC. OO. Apostamos por Correos como la mejor solución ante este conflicto que no solo perjudica a Unipost sino a todo el sector postal”, ha dicho. Y es que a los 2.200 empleos directos hay que sumar otros 2.000 de franquiciados y colaboradores.