La BBC investiga 25 casos de acoso sexual

El escándalo de acoso sexual y actitudes abusivas en el ámbito profesional se extiende rápidamente entre Europa y EEUU. De Hollywood a la política británica, salpica también a la British Broadcasting Corporation. La corporación informa de que está investigando 25 casos de acoso sexual entre sus empleados. "Estamos en un gran aumento de las cifras de quejas puesto que el número de 25 que se han registrado estos días equivale a una media de tres años", ha manifestado un portavoz de la BBC.

Antes de conocerse el número, la cadena británica publicó que había suspendido de su trabajo de presentador del programa Live de Radio 5 a George Riley por acusaciones de acoso sexual. El portavoz de la corporación explica que "no hablamos de casos individuales, pero sí queremos dejar claro que nos tomamos muy en serio las acusaciones y, por eso, hemos procedido a investigarlas".

El director general de la BBC, Tony Hall, también se ha manifestado estos días sobre el escándalo de acoso sexual y comportamientos vejatorios, mayoritariamente, a mujeres. Hall defiende "tolerancia cero" respecto a este tipo de comportamientos y añade que "hay que facilitar lo más posible lo que resulta más difícil en estos casos que es la acusación del acoso".

En la cadena pública el escándalo de abusos sexuales que destapó el productor de cine Harvey Weinstein en Hollywood generó enseguida un gran efecto. Un grupo de mujeres conocidas de la corporación, entre las que están Mishal Husain -presentadora del programa de Radio 4 Today, con el que se levantan muchos británicos- y Victoria Derbyshire se han constituido como grupo "de discusión". La intención de este grupo es publicar una lista de acosadores y/o hostigadores de la BBC aunque, de momento, registran sus experiencias personales y los casos que les llegan como grupo de información dentro de la corporación.

En la BBC llueve sobre mojado tras elcaso del popular presentador Jimmy Savile que durante años abusó sexualmente de mujeres y menores envuelto en una aureola de famoso e intocable que nadie se atrevió a acusar de pecado alguno. Cuando salió su caso al descubierto ya estaba muerto. Su tumba trasladada a un lugar desconocido por haber sido agredida.