Fernández-Galiano: "Los medios son responsables ante el auge del populismo"

El presidente de Unidad Editorial, Antonio Fernández-Galiano, apeló este miércoles a la responsabilidad de los medios para frenar el auge de los populismos, en el transcurso del Foro Mundial de la Democracia, celebrado en el Consejo de Europa en Estrasburgo.

Durante su intervención, recordó que el populismo se basa casi en exclusividad en un discurso emocional y no racional, lo que provoca que los medios lleguen a buscar en los sentimientos el éxito inminente. "La inmediatez es uno de los grandes males de nuestro tiempo", advirtió.

"Hay una responsabilidad clara en la formación de estos movimientos por parte de la prensa tradicional, que desempeña un papel fundamental en la formación de la opinión pública. En la medida en que la tecnología ha introducido un elemento de distorsión entre medios y ciudadanos, los primeros deben revisar su manera de hacer el periodismo", aseveró.

"No hay que satisfacer los intereses de los ciudadanos: simplemente hay que informar. El medio no puede renunciar a conformar un criterio de la opinión pública, porque un ciudadano sin criterio es un ciudadano mucho más manipulable", afirmó el presidente del grupo que edita EL MUNDO. Asimismo, recomendó a periodistas y políticos autocrítica en el desempeño de sus profesiones: "Los periodistas tienen que estar más atentos a sus lectores y no a cómo se rebotan sus noticias en las redes sociales, mientras que los políticos no deben permitir que su acción se guíe por lo que establezca Twitter en un momento determinado".

Bajo el título Los medios, ¿amigos o enemigos de la democracia?, la sesión acogió también a la periodista italiana Maria Maggiore; la responsable de la red de periodismo de investigación de los Balcanes, Jeta Xharra; y a Siddharth Varadarajan, director y fundador del medio indio The Wire. El foro se centró en los peligros que el populismo conlleva en las sociedades democráticas.

La victoria de Donald Trump en EEUU, el Brexit, Marine Le Pen... El presidente de Unidad Editorial también se refirió al proceso independentista catalán como "una amenaza en toda regla para el Estado español y su ordenamiento jurídico".

A juicio de Fernández-Galiano, la crisis de credibilidad de las instituciones, credibilidad también socavada por la corrupción y la crisis, ha favorecido el populismo, de manera que se ha extendido "el tremendismo como forma de comunicación que cuenta con la alianza de las redes sociales". Fernández-Galiano puso un claro ejemplo: "En el lenguaje populista no existe la palabra ciudadano como máximo exponente del hombre libre. Hay una apelación constante a la voluntad del pueblo por encima de la ley".

Sin embargo, hay margen para el optimismo: "La victoria de Trump ha hecho que los medios tradicionales resurjan y vivan una especie de primavera; en España, el proceso independentista catalán ha determinado que la prensa haya recobrado una fuerza que parecía haberse diluido (...) Es un mensaje esperanzador: la gente necesita referencias sólidas y estables".