Mascherano irá al Mundial desde ‘la cueva’

“¿Eres consciente de que en el Barcelona vas a jugar solamente la Copa del Rey?”, le advirtieron desde su entorno a Javier Mascherano antes de fichar por el Barça de Guardiola en el verano de 2010; “tienen al mejor mediocentro del mundo para su sistema [Busquets]“. Al Jefecito no le importaba. “No pasa nada, ya me buscaré la vida. Quiero jugar en el Barça”, resolvió el argentino. Y se buscó la vida: participó en el 75% (60% de titular) de los duelos en el curso 2010-2011. Eso sí, se tuvo que reinventar. Guardiola lo mandó a la cueva, a la demarcación de central, una solución de futuro para Mascherano. Con esa decisión, el técnico del City le abrió la puerta para disputar su último Mundial en Rusia-2018.

Su época como pivote se apagó en el Barça, también en Argentina. “Cuando convocamos a Javier lo hacemos con la intención de que juegue como lo hace en su equipo”, explicó Sampaoli, técnico de la Albiceleste. En el cuerpo técnico reconocen la importancia de Mascherano en el grupo, líder espiritual del sufrido plantel. “Me río cuando se dicen tantas barbaridades”, contestó Messi cuando le preguntaron si en la selección jugaban sus amigos. “Los que están en Argentina no son cualquiera. Hablamos de Masche, de Di María, de Biglia, del Kun… son figuras en el mundo. Es una falta de respeto hacia mí y hacia ellos”, concluyó el capitán de Argentina.

Mascherano no es una extensión a Messi en Argentina ni en el Barcelona. “Quien crea que Leo pone a un jugador en el Barça o en la selección, es que no lo conoce”, aseguran desde el núcleo duro del 14. En cualquier caso, su tiempo en la Albiceleste ya tiene fecha de vencimiento. “Dejaré la selección después de Rusia”, aseguró.

Su futuro en el Barcelona tampoco parece que tenga demasiadas hojas en blanco. “Mi idea es ser feliz, ya tomaré una decisión. En el Barcelona, es obvio que no juego con la continuidad de antes pero sigo compitiendo. Y cuando juego es porque me lo gano en los entrenamientos”, subrayó el 14, que ha jugado el 55% (44% de titular) en lo que va de temporada. El Jefecito, en cualquier caso, se rinde ante el fútbol de Piqué y Umtiti, centrales titulares para Valverde. “Son dos jugadores de primerísimo nivel”, concluyó, consciente en cualquier caso de que pocos tienen su tackle y carisma. A sus 33 años, el horizonte de Mascherano se vislumbra en ligas menos competitivas, y su retorno a River deberá esperar. El 14 analizará su futuro después de Rusia, donde ya tiene su lugar. Como central, como lo visualizó Guardiola.

javier mascherano, pep guardiola, selección argentina fútbol, lionel messi, fc barcelona, selecciones deportivas, equipos

Fuente: EL PAÍS