El detenido por el asesinato de dos guardias civiles y un vecino en Teruel sigue sin identificar

EFE

El tiroteo ocurrió en una masía entre los pueblos de Albalate y Andorra.El detenido no está colaborando con la Guardia Civil en los interrogatorios.

El presunto autor del asesinato de dos guardias civiles y de un ciudadano entre los municipios turolenses de Albalate del Arzobispo y Andorra sigue sin identificar puesto que no está colaborando en los primeros interrogatorios, según ha indicado el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde.

Alcalde, en declaraciones a Onda Cero, ha confirmado que la Guardia Civil llevaba diez días buscando a este individuo en relación con otro tiroteo acaecido en la zona el pasado 5 de diciembre y quien presuntamente ayer acabó con la vida de los guardias civiles Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero y del vecino de la localidad turolense de Andorra José Luis Iranzo.

Víctor Romero nació en Teruel en 1987, estaba casado y había sido padre hace unos meses, mientras que Víctor Jesús Caballero era natural de Cádiz, nacido en 1979 y soltero, aunque con pareja estable. Habían ingresado en la Guardia Civil en 2006 y 2004, respectivamente.

José Luis Iranzo, nieto del conocido jotero "El Pastor de Andorra", tenía en torno a 40 años, con pareja y un hijo de corta edad, y contaba con una larga trayectoria como sindicalista agrario en la Unión de Agricultores y Ganaderos de Aragón, de cuya ejecutiva formaba parte, han confirmado a Efe desde la organización.

  La detención del sospechoso, posiblemente extranjero, se produjo entre los municipios de Cantavieja y Mirambel, una zona de Teruel que linda con Castellón, según han confirmado a Efe fuentes de la Delegación del Gobierno y de la Guardia Civil.

Alcalde ha insistido en que el detenido aún no está identificado porque no está colaborando en los primeros interrogatorios, aunque ha dicho que sí es "muy probable" que sea el sujeto que el día 5 hirió a dos personas en la zona en una pequeña masía a la que habían acudido a cambiar la cerradura.

"A pesar de la desgracia de ayer, hoy una vez más tenemos que felicitar a la Guardia Civil" por la labor diaria que hacen, en particular los grupos Roca, especializados en la investigación de robos en el campo, ha dicho el delegado del Gobierno en Aragón.

"Ayer tuvimos una gran tragedia. Tres hombres buenos fueron asesinados" aunque hoy, ha añadido, el Bajo Aragón "va a respirar más tranquilo", porque el presunto autor de estos crímenes está detenido y "va a tardar mucho tiempo en volver a hacer daño".

Alcalde ha precisado, respecto a cómo se produjo el crimen ayer, que se tendrán que reconstruir los hechos, dado que no está claro si en los agentes de la Guardia Civil acompañaban a Iranzo o éste había sido abatido previamente y el presunto asesino estaba en su coche. "Estas son cuestiones que irá dilucidando la investigación en los próximos días, sin lugar a dudas", ha indicado Alcalde.