'El autor' y 'La librería' dan la sorpresa en Zaragoza y empatan en los Forqué


Dos mejor que una. O por los menos eso han debido de pensar los encargados de elegir la mejor película en los Premios Forqué, que decidieron no deshacer el empate entre ‘El autor’ y ‘La librería’, de manera que ambas se erigieron en triunfadoras de una noche en la que, por vez primera, estos galardones viajaron a Zaragoza. El Palacio de Congresos fue el marco de una gala a la que asistieron algunos de los rostros más conocidos del cine español y una nutrida representación del aragonés.

Pero no fue la de los premiados conjuntos la única sorpresa de la noche. Nathalie Poza fue, en contra de las quinielas que apostaban por Maribel Verdú, la mejor actriz por ‘No sé decir adiós’, una película que aborda los códigos de comunicación familiares y la dificultad de aceptar la enfermedad y la muerte. "Es una película sobre la muerte pero también sobre el amor entre padres e hijos", ha señalado la actriz, que ha dedicado el galardón a su progenitor en la ficción, nominado en la categoría de mejor actor. Y más cantado fue el premio de Javier Gutiérrez, protagonista de 'El autor' quien ayer, a orillas del Ebro, dio un paso de gigante hacia el Goya.

Gutiérrez ya se llevó hace dos años el Forqué y el Goya por su policía de 'La isla mínima' y esta vez se mete en la piel de un tipo normal obsesionado con escribir una novela y dispuesto a todo para conseguirlo. El origen de "El autor" es precisamente una novela corta de Javier Cercas titulada 'El móvil'.