Piden un año y medio de cárcel para un hombre que entró en casa de su exmujer con la ayuda de un cerrajero

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita un año y medio de prisión para un hombre acusado de entrar en la casa de su exmujer sin permiso, tras llamar a un cerrajero y cambiar la cerradura del domicilio en Castrillón. La vista oral se celebrará desde hoy, ante un tribunal de jurado, en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial, en Oviedo. El delito de allanamiento de morada es uno de los contemplados en la Ley 5/1995, de 22 de mayo, del Tribunal del Jurado. Los otros son homicidio, amenazas, omisión del deber de socorro, incendios forestales, infidelidad en la custodia de documentos, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, fraudes y exacciones ilegales, negociaciones prohibidas a funcionarios e infidelidad en la custodia de presos

El Ministerio Fiscal sostiene que, en septiembre de 2014, el acusado, por desavenencias con su entonces esposa, abandonó el domicilio familiar. Hasta septiembre de 2015 y con el consentimiento de ella, acudió en varias ocasiones al mismo para visitar a su hija menor. Sin embargo, a partir de esa fecha y coincidiendo con el inicio de los trámites de divorcio de la pareja, la mujer le dijo que se abstuviese de volver a la vivienda. El 6 de noviembre cambió la cerradura del inmueble y no facilitó ninguna copia al acusado.

A pesar de ello, el 2 de enero por la tarde, el acusado, contrató los servicios de un cerrajero, entró en la que había sido la vivienda familiar sin conocimiento ni consentimiento de su exmujer. Cambió la cerradura del inmueble y depositó las llaves en el buzón, comunicándoselo a ella en ese momento a través de un mensaje de WhatsApp.

La Fiscalía considera que los hechos constituyen un delito de allanamiento de morada y solicita que se condene al acusado a un año y seis meses de prisión e inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante este tiempo.

El acusado contrató los servicios del profesional para acceder a la vivienda en contra de la voluntad de su expareja, con la que se encontraba en trámites de divorcio

Un jurado popular juzgará al hombre, a partir de hoy en la Audiencia Provincial