España, el cuarto país que mejor se conoce a sí mismo


Las cárceles están llenas de inmigrantes, cada vez hay más delincuencia, hay más atentados que nunca... ¿Les suenan? Son esas frases que se repiten casi sin pensar y que mucha gente cree sin haber revisado jamás un solo dato que las confirme o las desmienta. 

Curiosamente, los mismos tópicos se dan en casi todos los países. Para muchos ciudadanos del mundo, las cosas van cada vez peor y no hay duda de que nos encaminamos a la catástrofe. O quizá no. Porque un análisis más pormenorizado de todos esos asuntos revela que, en realidad, no estamos tan mal.

Así se aprecia en una encuesta realizada por la consultora Ipsos en 38 países y que estudia la imagen que cada nación tiene de sí misma. Hay dos datos fundamentales que se derivan del estudio. Primero, que la mayoría de los países tienen una visión muy distorsionada de la realidad social dentro de sus fronteras. Y segundo, que la situación -en general- mantiene un imparable ritmo de mejora década tras década.