Bárcenas ratifica ante el juez el testimonio de Costa sobre la financiación irregular del PP en Valencia

EFE

Ha declarado como testigo en el juicio a la rama valenciana de Gürtel.Ha confirmado que el ex secretario general valenciano Ricardo Costa le confesó que había recibido instrucciones para financiar actos de campaña con dinero de empresarios.Según la Fiscalía, estas irregularidades se llevaron a la práctica en las elecciones municipales y autonómicas de 2007 y luego en las elecciones generales de 2008.

El extesorero del PP Luis Bárcenas ha confirmado que el ex secretario general valenciano Ricardo Costa le confesó que había recibido instrucciones del partido regional para financiar actos de campaña con dinero de empresarios y que él le dijo que eso estaba "terminantemente prohibido".

En su declaración como testigo en el juicio a la rama valenciana de Gürtel que celebra la Audiencia Nacional, Bárcenas ha corroborado la versión de Costa y ha explicado que, en una reunión en la sede de Génova, el ex secretario general del PP valenciano le transmitió su "preocupación" sobre prácticas irregulares que se estaban planteando en el partido valenciano.

Según la Fiscalía, estas irregularidades se llevaron a la práctica en las elecciones municipales y autonómicas de 2007 y luego en las generales de 2008.

Costa le comentó que el exvicepresidente valenciano Víctor Campos que, según Bárcenas, "era el tesorero de facto del partido" y quien "llevaba los temas económicos", le había dado la instrucción de "asignarle facturas a determinadas empresas para que se hiciesen cargo de gastos de facturas" por actos de campaña del PP.

Bárcenas, entonces gerente del PP, le trasladó el criterio del entonces tesorero nacional, Álvaro Lapuerta, que no pudo asistir a la reunión, y del PP nacional, y le dijo que "eso estaba terminantemente prohibido" y recordó "experiencias pasadas" que afectaban al PP y "sobre todo al PSOE". "Sabíamos las consecuencias de hacer las cosas mal en el partido", ha explicado Bárcenas a preguntas de la Fiscalía.

Según comentó Costa en su declaración como acusado en el juicio, Bárcenas le dijo que esas prácticas podían derivar en "un Filesa 2" y que no era una práctica aceptada en el PP. Tras la conversación, Bárcenas le trasladó a su superior, Álvaro Lapuerta, la conversación mantenida con Costa y éste le dijo que "hablaría con Valencia y lo dejaría claro".

"No tengo ni idea de con quién habló, imagino que diría que cumpliesen las instrucciones de la sede central. Parece ser que al final no se cumplieron", ha dicho Bárcenas, pendiente de la sentencia del juicio a la primera época de Gürtel en el que la Fiscalía pidió para él 39 años y medio de cárcel.

No llegó a Acebes

Lo que sí ha asegurado es que no se lo trasladaron al secretario general del PP, entonces Ángel Acebes, porque el "tesorero nacional tenía plena autonomía en materia económica. Sabía lo que tenía que hacer y no tenía que trasladarle esa preocupación a otro cargo de algo que era de su total responsabilidad".

Bárcenas también ha detallado cómo se financiaban las campañas electorales y ha precisado que desde la sede central tenían una "intervención muy pequeña" porque la gestión presupuestaria se hacía desde las regionales. Ha explicado que desde la sede nacional se asignaba una cantidad a cada provincia durante las elecciones municipales y que existía un manual en el que se explicitaba por escrito "la imposibilidad de aportar ningún fondo propio a la campaña".

También ha indicado que quien tenía los "poderes económicos" y quien controlaba el presupuesto era el tesorero del partido, en ese momento Álvaro Lapuerta", y que él únicamente cumplía instrucciones y no tenía autonomía propia.

Por su parte, ha dicho que la gerente regional del partido, en esos años la acusada Cristina Ibáñez, debía controlar que "la información económica fluyese" para que la sede nacional del PP recibiese los datos necesarios para poder hacer la consolidación de cuentas y presentarlos al Tribunal de Cuentas para que comprobase si se habían respetado los límites de gasto.