Barack Obama dio su último discurso como presidente: ‘Sí, se puede, sí lo hicimos’

CHICAGO, EE UU (AFP). – En un histórico discurso en Chicago, el presidente de EEUU Barack Obama habló de los logros de su gobierno, los desafíos del futuro, pidió la unidad de los estadounidense y prometió una transición pacífica del poder a Donald Trump.

Obama comenzó su discursó recordando sus primero años en Chicago, la ciudad donde se formó como político.

En un histórico discurso en Chicago, el presidente de EEUU Barack Obama habló de los logros de su gobierno, los desafíos del futuro, pidió la unidad de los estadounidense y prometió una transición pacífica del poder a Donald Trump.

Obama comenzó su discursó recordando sus primero años en Chicago, la ciudad donde se formó como político.

“…En 10 días, el mundo será testigo del evento más importante de nuestra democracia: la transferencia pacifica de poder de un presidente libre a otro. Yo me comprometí con el presidente electro Trump de que mi administración asegurará la transición de una forma amigable, solo como el presidente Bush lo hizo conmigo. Porque está en todos nosotros asegurarnos que el gobierno puede ayudar a todos los desafíos a los que nos enfrentamos”.

Obama se refirió también a los logros económicos durante su administración. “Hoy la economía está creciendo otra vez: sueldos, ingresos y las jubilaciones están subiendo otra vez; la pobreza también está disminuyendo. Los ricos están pagando un justo porcentaje de impuestos incluso mientras el mercado bursátil está marcando récords. El desempleo está en una línea más baja en diez años. Las tasa de los que no tienen seguro médico nunca estuvo tan baja. Los costos de la sanidad están en el nivel más bajo en 50 años. Y si alguien puede hacer un plan que es mejor que las mejoras que nosotros al sistema sanitario – que cubre más gente a un costo menor – lo voy a apoyar públicamente” dijo.

En lo referente a los temas raciales, uno de los temas más importantes que ha estado en el centro del debate desde que Trump fue elegido presidente, Obama aseguró que el tema racial y de discriminación es una segunda amenaza para la democracia.

“La raza sigue siendo una cuestión divisiva en nuestra sociedad. No estamos donde debemos estar. Tenemos que hacer más esfuerzo con esto. Los poderosos van a seguir aprovechándose en sus enclaves privados.  Si vamos a hablar de la raza tenemos que seguir con las leyes contra la discriminación. Pero las leyes no serán suficientes. Los corazones tienen que cambiar”, dijo.

Obama manifestó que la protección de los Estado Unidos requiere un esfuerzo que va mucho más allá del aparato militar. “Como ciudadanos debemos cuidarnos del debilitamiento de los valores. Por eso en los últimos ocho años he trabajado para que el terrorismo se trabaje sobre una base legal”. Y agregó: “Debemos ser vigilantes, no temerosos. ISIS va a tratar de matar a gente inocente”.