Agentes policiales depurados pasaron por una exhaustiva investigación

Un total de 490 agentes de la Policía Nacional saldrán de la institución de seguridad, luego que así lo recomendara la Comisión Especial para el Proceso de Depuración y Transformación a la Secretaría de Seguridad.

Durante varias semanas, los integrantes de la depuradora hicieron una investigación exhaustiva a cada uno de los expedientes de los uniformados, pero también revisaron la documentación enviada por los diferentes entes de seguridad y justicia del Estado, como organismos de derechos humanos para conocer con exactitud cualquier hecho que pudiera representar la no idoneidad de los agentes activos.

El mismo procedimiento se siguió con 131 agentes que solicitaron el retiro voluntario de la institución, a quienes no solo porque decidieron salir de manera voluntaria se les dejó de realizar la evaluación correspondiente.

Los agentes que saldrán de la Policía pertenecen a las unidades metropolitanas de varios departamentos del país, entre ellos El Paraíso, 49; de Francisco Morazán 26; de Choluteca son 49; de Gracias a Dios 34; por Cortés se van 25 y de Intibucá la cantidad es 50.

A ese número de agentes se suman 11 que corresponden a personas que tienen un grado de discapacidad, quienes serán pensionados.

Al conocerse la noticia, los agentes entregaron sus chapas, uniformes y armas ante las respectivas direcciones, para posteriormente recibir un finiquito y así realizar los trámites administrativos que conforme a ley correspondan.

HAN SALIDO 2,500

El integrante de la Comisión Especial, Omar Rivera expresó al respecto de la decisión que “continuando con el proceso de depuración, hemos tomado la decisión de sugerirle al ministro que cancele a 490 oficiales de policía, agentes de escala básica y personal auxiliar, los cuales dividimos en tres grupos: los miembros de diferentes unidades departamentales, 131 a quienes se les autorizó el retiro voluntario y 11 que serán pensionados por discapacidad total y permanente”.

Explicó que la cantidad de cancelados a la fecha suma ya 2,500, demostrando así que “este proceso sí ha tenido el interés de separar de la estructura a quien no es idóneo”.

Al tiempo que aclaró a diversos sectores que consideran que la Policía se está quedando sin agentes que “es importante que sepan que en los últimos tres años se han graduado por lo menos 4,000 agentes de escala básica en el Instituto Tecnológico Policial (ITP) y para este 2017 se espera que 3,000 nuevos policías puedan incorporarse a la estructura y de esa manera suplir las falencias que el proceso de depuración está dejando”.

Con la salida de los agentes, el Estado ha pagado un total de 300 millones de lempiras.

La Comisión exteriorizó, a través de su comunicado 38 que la determinación fue tomada luego que “se procedió a efectuar una exhaustiva evaluación del recurso humano y luego de analizar las hojas de vida, expedientes disciplinarios, evaluaciones de desempeño, resultados de pruebas de confianza, e información suministrada por las diferentes dependencias de la Dirección General de la Policía Nacional”.

El también depurador, el pastor Alberto Solórzano, anunció que en las próximas horas estarían saliendo de la institución un nuevo número de agentes que serán reestructurados de la Policía Nacional.

Indicó que “hay dos acciones importantes, el punto es que a todos aquellos a quienes se les ha encontrado algún tipo de indicios de ilícito, ya hay equipos asignados para darle seguimiento, por otro lado toda la información ha sido trasladada al Ministerio Público”.

portada, comisión de depuración, depuración policial, policía nacional

Fuente: LA TRIBUNA