Estudiantes convocados a clases en la UNA se quedan en el limbo

Cientos de estudiantes que habían llegado para iniciar clases a la Universidad Nacional de Agricultura (UNA), este miércoles,  quedaron a la deriva, luego que el Congreso Nacional (CN) oficializara la creación de una Junta Interventora para ese centro universitario, con sede en Catacamas, Olancho.

Los jóvenes provenientes de distintos puntos del país se presentaron, desde el pasado fin de semana con moletas, colchonetas y otros enseres personales para alojarse e iniciar clases el lunes 9 de enero de 2017, tras ser convocados por el rector suspendido, Marlon Escoto.

Sin embargo, al conocerse que el Legislativo suspendió a Escoto, a su vicerrector en funciones, Carlos Manuel Ulloa y demás autoridades de la Rectoría, los alumnos quedaron desamparados porque no tienen quién les facilite la alimentación y lugar de estadía.

El vocero del comité de huelga de la UNA, Edas Paz, manifestó que han dialogado con muchos de los muchachos que vinieron de distintos departamentos del país, como Gracias a Dios, Colón, El Paraíso, y les dijeron que las autoridades les pidieron que mejor se fueran para sus lugares de origen.

Los estudiantes ahora que recién habían llegado a la Universidad Nacional Agrícola no hayan qué hacer porque no hay ninguna autoridad que se haga cargo de ellos, algunos proceden de Gracias a Dios y el traslado hacia allá cuesta entre siete y 11 mil lempiras el viaje.

Otro problema que se vive es que no todos los estudiantes tenían sus colchonetas, andan sin dinero y no hay “El problema es que no todos tenían colchonetas y algunos andan sin dinero que no se cómo van hacer porque hay algunos dicen que sus padres están molestos ya que los hicieron gastar dinero y no iban a lo seguro”, dijo el vocero.

¨Lo que nos han dicho es que Escoto los llamó para venirse a tomar la universidad, pero con el nombramiento de la Junta Interventora, todos se han retirado y Escoto no se ha visto”.

Por otra parte, el dirigente estudiantil dijo que la noche del martes que el Congreso oficializó la interventora, en ese campus hubo júbilo y hasta reventaron cohetes, hicieron oraciones y celebraron porque ya no soportaban la represión de las autoridades.

“Nosotros estamos dando gracias a Dios que la situación haya cambiado, incluso aquí se vive un ambiente de paz y fue por eso que la noche del martes celebramos y nos pusimos en oración”, precisó el alumno.

Paz dijo que hay muchas expectativas y están a la espera que lleguen las personas encargadas de la intervención para iniciar el proceso de reformas que necesita ese centro universitario, tanto en lo académico, como en lo administrativo.

nacionales, cn, educación, marlon escoto, una

Fuente: LA TRIBUNA