INP: Cárcel de El Porvenir recibe a los primeros 880 privados de libertad

Sus días de ocio al interior de las penitenciarías de San Pedro Sula, Cortés y Támara, en Francisco Morazán, terminaron para 880 privados de libertad, que ayer miércoles fueron trasladados hasta el Centro Penitenciario de El Porvenir, Francisco Morazán.

El Instituto Nacional Penitenciario con el apoyo de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), realizaron la operación de traslados, desde los dos centros penales con mayor población carcelaria, los cuales ya no tienen integrantes de maras y pandillas.

De la Penitenciaría Nacional de Támara se trasladan 380 reclusos y 500 de San Pedro Sula, los cuales son movilizados en autobuses penitenciarios y custodiados por elementos de Fusina quienes mantienen la seguridad en todo el eje carretero hasta la cárcel de El Porvenir.

Este centro penal actualmente con capacidad para 1,800 personas, cuenta con talleres en donde los privados de libertad tendrán la oportunidad de aprender distintos oficios y una vez que recuperen su libertad, integrarse a la sociedad económicamente activa con trabajo honrado.

MISMOS REQUISITOS

A diferencia de traslados anteriores, en que la mayoría de los reclusos eran de alta peligrosidad, este movimiento es de privados de libertad de mediana y mínima, quienes cumplen condenas por diferentes delitos, ninguno pertenece a criminalidad organizada, maras o pandillas.

Este movimiento obedece al comienzo del proceso de reeducación, rehabilitación y reinserción social como parte de la transformación del Sistema Penitenciario impulsado por el Presidente Juan Orlando Hernández, garantizando el respeto de los derechos fundamentales de los reclusos.

A pesar de ser privados de libertad, no peligrosos, sus familiares tendrán que someterse a lo establecido por el Reglamento de Visitas para poder reunirse con ellos los fines de semana, de lo contrario no tendrán acceso al centro penal y menos a sus parientes.

Los visitantes tendrán que cumplir los siguientes requisitos para ver a sus parientes privados de libertad:

Esta documentación debe ser presentada en el establecimiento penitenciario, la misma es sujeta a una investigación y al comprobar su autenticidad se extiende el carné, el cual es intransferible y permanecerá en las instalaciones carcelarias, los visitantes no podrán llevarlo a su casa.

Las visitas serán los fines de semana: sábado y domingo en un horario de 10:00 am a 3:00 pm.