Defensa de Elías Chaín: Falta de pericia de Collier hizo que se pegara los tiros

Raúl Suazo Barillas, abogado defensor de Elías Taufic Chaín Alvarado, compartió con LA TRIBUNA la investigación completa, así como la dinámica de los hechos acerca de cómo ocurrió la muerte del universitario Carlos Emilio Collier Núñez (19), el pasado 11 de octubre.

Por este caso, Chaín Alvarado se encuentra procesado por el delito de encubrimiento y goza de la medida de libertad condicional, al igual que sus otros tres amigos, imputados por la muerte del universitario: Carlos Alfredo Alvarenga Romero, alias “Susano”, Olga Marina López Ferrufino y James Alexander O´Connor.

“El bufete puso a disposición de este caso un equipo integrado por investigadores, especialista en escena del delito y dibujantes para constatar que las versiones brindadas por mi cliente, Elías Chaín, están acorde con las circunstancias del hecho. La firma se comprometió confiando en la veracidad de los hechos y nos valemos de un equipo para constatar y corroborar su autenticidad”, expresó.

Agregó que “desde que la petición de la familia Chaín llegó a nuestro despacho comenzaron las indagaciones por nuestro equipo, hicimos un recorrido completo por los tres lugares”.

“Le solicité en más de seis ocasiones al fiscal especial que me permita exponerle junto con mis expertos, que estamos trabajando la tesis de la situación y de cómo fue la dinámica; acción que no hace ningún abogado de exponerle la tesis de defensa que utilizaremos y su contestación fue que está ocupado y en una ocasión lo hice frente a la juez, pero se negó”, explicó.

Para el defensor, “la negativa de recibirme para escuchar la versión de la defensa del joven Elías Chaín deja en evidencia la falta de objetividad, en el manejo de este caso”.

El abogado manifiesta que, así como la familia de Carlos Collier, él también quiere saber la verdad de los hechos.

MUERTE ACCIDENTAL

Suazo con los resultados que obtuvo por parte de su equipo de investigadores y del consultor criminalístico, Gonzalo Sánchez, supo que el joven Collier se disparó accidentalmente, en presencia de los cinco amigos, que lo acompañaban la fatídica noche del 11 de octubre.

Otra de las teorías es la planteada por el Ministerio Público y la parte acusadora de la familia del malogrado joven, intentan probar que la muerte de Collier fue un homicidio.

Para la Fiscalía el autor del homicidio es Carlos Alvarenga, quien disparó supuestamente contra la humanidad de Carlos Collier, en un aparente forcejeo entre ambos muchachos.

Uno de los testigos protegidos observó que este joven enterró el arma, tras los disparos de su amigo, la cual sigue sin aparecer, lo que ha complicado el esclarecimiento de esa muerte.

LA RELACIÓN DE HECHOS

De 10:00 a 10:30 am

Olga López, José Zamora y Carlos Collier compraron dos botellas de ron, refresco y hielo en el supermercado, llamaron a Elías Chaín para que fuera a traerlos en el carro, quien llegó, los recogió y posteriormente, los llevó a su casa a departir.

De 1:00 a 2:00 pm

Olga, Chaín y Collier salieron de la casa de Chaín a comprar dos botellas más de ron al supermercado y continuaron la reunión en la misma casa.

De 5:00 a 6:00 pm

Olga, Zamora y Collier abandonan la casa de Chaín, solo quedan Elías y Carlos Alfredo Alvarenga. En este lapso llegan: James Alexander O´Connor y Jeff Micelen, con quienes deciden ir a comprar más ron y cambiar de casa, esta vez a la de O´Connor, situada en la colonia Godoy, de Comayagüela. En el Suzuki, color azul, conducido por Micelen, quien además es el propietario, salen de donde Chaín: Elías, “Susano”, O´Connor y Micelen.

De 10:00 a 11:00 pm

Cuando deciden regresar a Loarque, a traer a José Zamora y Olga Ferrufino, que se encontraban sentados en unas bancas, van a buscar a Carlos Collier, quien ya estaba en su casa. Micelen se queda en la Godoy, pero James Alexander O´Connor conduce el automóvil con Elías Chaín, de copiloto, y Carlos Alvarenga, en el asiento trasero.

Al llegar a Loarque, “Susano” busca a Carlos Collier en la casa y el padre de este lo corre, mientras que Olga López y José Zamora caminaron hacia el carro, antes de que los dos muchachos se subieran al carro; Chaín le sede el asiento delantero a Olga López.

José Zamora se sube al carro, después Elías Chaín quedando este a la orilla de la puerta derecha, atrás del asiento del copiloto, donde iba Olga López.

“Susano” regresa y se sube al carro por la puerta izquierda, les comenta que el papá de Collier le dijo que no estaba y que se fuera (lo corrió).

En la audiencia inicial, el padre de Collier declaró que su hijo al no más irse “Susano”, salió del cuarto y que él le preguntó que para dónde iba y solo le contestó que ya regresaba.

A las 10:35  de la noche, Collier salió de la casa y se dirigió al carro donde estaban sus amigos; “Susano” entra por la puerta izquierda del vehículo, después Collier, quien queda ubicado detrás del conductor.

SEGUNDA UBICACIÓN EN EL CARRO:

Los seis jóvenes van ubicados de esta manera: James Alexander O´Connor (conductor), Olga López (copiloto), de derecha a izquierda: Elías Chaín, (atrás del asiento de Olga) José Zamora, Carlos Alvarenga y Carlos Collier (atrás del asiento de O´Connor).

CAMARA 1: SISTEMA DE MONITOREO DE SEGURIDAD

Ya ubicados todos al interior del carro, continúan su camino hacia la casa de Elías Chaín, se reportaron con los guardias de seguridad que controlan el ingreso y salida de los habitantes de ese sector.

Al costado izquierdo, de donde está ubicada la tranca, hay una cámara de seguridad que captó al conductor del carro, así como el pasajero que viajaba atrás, que según las investigaciones de la defensa privada, era Collier, quien llevaba los vidrios abajo.

Tras pasar la tranca, a las 10:40 pm: unos metros antes de doblar a la derecha, donde está la casa de Chaín, se escuchó una ráfaga de tiros, los cinco  muchachos observaron que Carlos Collier presentaba disparos.

Rápidamente, los tripulantes que iban a la par de Collier, comenzaron a gritar y a salir del carro, “Susano” iba con el arma en mano y la fue a enterrar a la par de Alcohólicos Anónimos, que está a pocos pasos de la casa de Chaín.

“Susano” quien se quedó en la colonia Loarque con el arma que supuestamente le pertenece a Carlos Collier, le avisó a la novia de Carlos Collier, Zara Anaya que “Carlos Collier se pegó un tiro en el morro ahorita y se murió, se lo pegó y se murió Zara se murió”, le dice en el mensaje de voz.

“No me estas entendiendo se pegó ese pijazo a la par de mí, se lo pegó y le salió de lado a lado y se murió”, sostuvo.

Olga López se pasó del asiento delantero a la parte de atrás para auxiliar a Collier, quien estaba tendido sobre el asiento; a la par de Olga iba José Zamora, Elías Chaín se pasó al asiento del copiloto y siempre O´Connor condujo para salir en veloz carrera de Loarque.

10:55 pm

Al momento que van sobre el anillo periférico, se dan cuenta que Carlos Collier había fallecido porque ya no tenía pulso; entonces, James O´Connor dice que no quiere comerse ese clavo, por cuanto decidieron abandonar el cadáver del joven, a la orilla de la calle, cerca de una escuela privada de la zona.

Olga y Zamora abrieron la puerta izquierda y sacaron el cadáver de su amigo, que quedó justo en un poste que está a la orilla de la calle.

Después, O´Connor decidió ir a dejar a sus amigos a la casa de Elías Chaín, quien se mantuvo sentado en el asiento del copiloto; José Zamora y Olga López, en el asiento trasero.

O´Connor se va del lugar con rumbo a su casa en la colonia Godoy, dejando en la casa de Chaín a Olga López y José Zamora, quienes se lavaron las manos y se cambiaron de ropa.

11:03 pm

Elías Chaín decidió salir corriendo a la vivienda de la familia Collier para contarle al papá del joven lo que había ocurrido con su hijo.

11:30 pm

Don Carlos Collier decide ir a buscar el cuerpo sin vida de su hijo, lo levantó, lo llevó en el asiento trasero del carro hasta el estacionamiento de su casa.

CONCLUSIONES

portada, caso carlos collier, crímenes en honduras, muertes en honduras

Fuente: LA TRIBUNA