Niño de 5 años caminó solo hasta su casa por temor a lo que le hacían en el autobús escolar

EU.- El mundo se le quería venir encima a una joven madre de Houma, en el estado de Luisiana, cuando esperó que del bus escolar se bajara su hijo pequeño Kenneth, pero este no lo hizo.

“Se me hizo un hueco en el estómago porque en ese momento yo no sabía dónde estaba mi hijo –declaró Kathleen Hotard a la prensa-. Tenía miedo”.

Normalmente, el menor toma su bus escolar a la salida de clases en la Legion Park School, y llega a la puerta de su casa alrededor de las 3:45 de la tarde. Pero todo parecía indicar que aquel sería un día atípico y agitado para esta mujer.

Unos minutos después de haber acudido a la policía local, Kenneth fue encontrado caminando por el borde de la carretera, a un cuarto de milla de su colegio.

“Había atravesado una intersección de cuatro vías –explica la madre, todavía impactada-, con un pantano de un lado y otro pantano al otro lado”.

Según su testimonio, a la hora de montar en el bus, el chico le dijo a un profesor sustituto que tenía un autorizo para regresar a su casa a pie. Luego se supo que no quería entrar en el autobús porque los otros niños estaban soplando bolitas de papel encima de él.

“Mi hijo es responsable de esto, pero solo tiene cinco años y creo que en estos casos el adulto debía haber verificado para comprobar si decía la verdad”, argumenta la madre.

Para Gregory Harding, miembro de la junta escolar de Terrebonne Parish, cuyo hijo también asiste a esa escuela, deberían revisarse las políticas y procedimientos sobre el control en los autobuses escolares.

“Cuando hablamos de niños de cuatro y cinco años, tenemos que asegurarnos de que tenemos su identificación y que nos consta que han subido al autobús, que los padres los recogerán o que pueden ir caminando a su casa”, abundó Harding.