Manufactura china se expande más de lo esperado en octubre

PEKÍN.- La actividad del sector manufacturero de China se expandió a un ritmo mayor que el esperado en octubre, fortaleciendo las opiniones de que la segunda economía mundial se está estabilizando gracias al auge de la construcción.

El Índice de Gerentes de Compras (PMI) oficial del sector manufacturero fue de 51.2 en octubre, frente al 50.4 del mes anterior y por sobre el umbral de 50 puntos que separa a la expansión de la actividad en la actividad según una base de comparación mensual.

El índice ha permanecido cuatro meses sobre el umbral de 50 puntos, que separa a la expansión de la contracción en la actividad según una base de comparación mensual, fortaleciendo las opiniones de que la segunda economía global se está estabilizando gracias al gasto en infraestructura del Gobierno y al auge del sector inmobiliario.


 
La producción se expandió en octubre a su mayor ritmo desde marzo del 2011, lo que sugiere un fortalecimiento de la demanda y un repunte de los nuevos negocios, mostró el sondeo.

Las nuevas órdenes totales crecieron rápidamente a 52.6 desde 50.8 en septiembre, su mayor tasa de expansión desde julio del 2014. No obstante, las nuevas órdenes de exportación se contrajeron marginalmente luego de subir en septiembre, lo que sugiere que las cifras de octubre fueron impulsadas por la demanda local.

Si bien las empresas pudieron realizar las mayores alzas de precios desde comienzos del 2011, también siguieron eliminando puestos de trabajo para reducir costos, lo que sugiere un panorama más auspicioso para sus utilidades. Las compañías despidieron personal a un ritmo significativo por trigésimo sexto mes sucesivo, aunque a una tasa menor que en septiembre.

La tasa de inflación en los costos también registró su mayor aceleración desde septiembre del 2011, principalmente debido al aumento de los precios de materias primas como el acero, el cobre y el carbón.

Un auge de la construcción fomentado por el gasto en infraestructura del Gobierno y un repunte del mercado inmobiliario ha ayudado a apuntalar a la economía en los últimos meses, con un crecimiento que se ha estabilizó en un 6.7 por ciento en el tercer trimestre frente al año previo.