CDMX primer lugar en generación de desechos

CIUDAD DE MÉXICO.- La Ciudad de México ocupa el primer lugar en el país en generación de desechos, los cuales implican un riesgo en el aumento de gases de efecto invernadero, advirtieron académicos y expertos.

Durante el foro Sustentabilidad y Gestión de Residuos en la Ciudad de México, organizado por la Comisión de Cambio Climático de la Cámara de Diputados, la investigadora María Elena Tavare Cortés, de la unidad UPIICSA, del Instituto Politécnico Nacional, precisó que la CDMX ocupa el primer lugar, entre las entidades, en la generación de desechos, con un total de 16 mil toneladas diarias.

Explicó que esta cantidad es producida en la capital del país por 20 millones de personas, de las cuales 8 millones 918 mil habitantes son residentes y el resto población flotante.

“Sin un adecuado manejo y aprovechamiento de los residuos, se generarán gases de efecto invernadero, como el metano, lo que tendrá un impacto negativo en la atmósfera y provocará calentamiento global, lo que afectará la calidad del aire y la producción de alimentos”, advirtió.

En el mismo evento -coordinado por la diputada María Chávez García, de Morena, Ramón Jiménez López, del IPN, explicó también que el evento es una introducción a la problemática que vive la urbe, y servirá para impulsar entre la sociedad una mentalidad que aporte “un grano de arena” en la lucha por un mundo más sustentable para las nuevas generaciones.

“Todo lo que se haga para preservar el medio ambiente será muy importante”, expresó.

El investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Edmar Salinas Callejas, consideró indispensable reciclar los residuos sólidos urbanos; sin embargo, dijo, para lograrlo se requiere un cambio de mentalidad en las familias, empresas y sociedad en su conjunto. “El manejo de desechos abre posibilidades económicas y da pauta para incorporar una cultura de desarrollo sustentable”.

Comentó que el siglo XXI es un reto para garantizar la conservación del planeta, pero si los gobiernos no toman con seriedad el problema, las consecuencias en 100 años serán un colapso demográfico y el peligro de la biodiversidad.

De la misma institución, la catedrática Xenia Mena Espino explicó que en la Ciudad de México, cada persona produce alrededor de un kilogramo de residuos sólidos, lo que provoca una grave contaminación del suelo, agua y generación de gases de efecto invernadero.
“Necesitamos fomentar la recolección y reciclaje; además, aprovechar productos como la biomasa, que tiene beneficios inmediatos para el ambiente”.

Subrayó que se requiere trabajar en la producción de energías alternas como solar, eólica y geotérmica. Además, aplicar residuos orgánicos para producir, por ejemplo, etanol y biodiesel.

De Tecnosilicatos de México S.A de C.V., empresa especializada en el manejo de residuos, Rogelio López López destacó que en los últimos 50 años el cambio climático ha sido dramático, lo que ha generado un deterioro de la salud, principalmente en quienes viven en grandes metrópolis como la Ciudad de México; por ello, “es necesario que el tema de residuos se incluya en la nueva Constitución de la ciudad”, afirmó.

Se requiere, continuó, una nueva visión y voluntad de los gobernantes, ya que el calentamiento global, tema que durante décadas fue negado, denostado y constituyó un motivo de burla, ya que los profesionales en la materia fueron objeto de descalificaciones, escarnio y amenazas, demuestra que “lo que se negó ahora es una realidad que nos acaba”.

De Belaplant, empresa dedicada a la producción de plantas de ornato, Erick Martínez Tecpan dijo que en el sur de la Ciudad de México existen cultivos no sólo de plantas de ornato, sino de alimentos que se ven afectados por inundaciones, ocasionando escasez de productos y aumento de su precio. Esta problemática nos afecta a todos, concluyó.