Flavino Ríos con un mensaje se despidió de los veracruzanos

Melesio Carrillo Tejeda/ El Dictamen/ Xalapa
En lo que fue un mensaje de despedida y a la vez un recuento de lo realizado en 48 días que estuvo al frente de los destinos de Veracruz, el Gobernador Flavino Ríos Alvarado, reconoció que el pasivo que enfrenta el Estado supera los 87 mil millones de pesos, derivado de irregularidades que confirmó la última cuenta pública.

En el Salón de Banderas del Palacio de Gobierno, flanqueado en primer término por su esposa Dulce Guerrero, su hija Dulce María Ríos y los integrantes de su gabinete en pleno, a pocas horas de concluir su mandato dijo que todo aquel que infringió la Ley debe enfrentar las consecuencias, por eso hay doce denuncias interpuestas ante la Fiscalía General del Estado.

En un mensaje pausado, transmitido en directo por la radio y televisión, Ríos Alvarado deseó éxito a la próxima administración y dijo que “es tiempo de unidad a favor de Veracruz, de los resultados; en el trabajo conjunto y no en el descrédito o la dispersión, está nuestra fuerza”.

Reconoció que el desequilibrio fiscal que tuvo consecuencias económicas; se vio afectada por manejos ajenos al interés público; “la última cuenta dio un pasivo de 87 mil 937 millones 886 mil al 30 de septiembre de este año”, precisó.

Eso, comentó que no se deben utilizar políticamente las acciones irregulares, en que incurrieron algunos ex funcionarios estatales; también dijo estar convencido de que el cambio de gobierno representa una oportunidad para el crecimiento de Veracruz.

Manifestó que desde que tomó las riendas del gobierno hace 48 días, se trabajó para generar las condiciones y hacer frente a la situación financiera que heredó, encontrando oportunidades de servir y enfrentando los problemas.

Reconoció a diputados de la LXIV Legislatura y a los servidores públicos todos del Gobierno del Estado, por la disposición al diálogo que mostraron durante las comparecencias del sexto informe de gobierno.

Puntualizó en su mensaje: “Quien recibe la titularidad del Poder Ejecutivo del Estado, recibe un Veracruz rico en el talento de su gente, un Veracruz definido por sortear las dificultades para navegar hacia un mejor horizonte. Le deseo todo el éxito del mundo al gobierno que inicia”.

Por último, agradeció a toda la sociedad veracruzana: a las mujeres y a los hombres que engrandecen a Veracruz, porque “estoy cierto que Veracruz es la fuerza de su gente”. También dio las gracias a todo su equipo de trabajo y su familia en general.

Se fue tranquilo, pero no satisfecho
Más que satisfecho, el gobernador interino, a pocas horas de concluir su encomienda, dijo que más que satisfecho, se va tranquilo aunque lamentó no haber logrado pagar a proveedores y prestadores de servicios; en cambio dijo que el Estado se encuentra en calma y tranquilo; además se dispersaron recursos del orden de los mil 614 millones de pesos para cubrir el pago a todos los trabajadores estatales.

Enfatizó que no se va satisfecho porque no se hicieron algunas cosas “que debimos haber hecho como el pagarle a los proveedores, lamentablemente, pero nos quedamos como siempre lo he hecho a vivir en Veracruz”

Entrevistado en el marco de la inauguración del edificio del IPAX en esta ciudad capital, precisó que fue posible dispersar los recursos para el pago de la nómina cubriendo el importe de la segunda quincena del mes de noviembre para los trabajadores al servicio del gobierno del Estado, Universidad Veracruzana, organismos autónomos, organismos descentralizados, ayuntamientos, IPE. “Es una nómina bastante considerable, son más de 530 millones de pesos los del IPE ahorita por la pensión y el retroactivo, estamos cumpliendo en tiempo y forma”.

Mando Coordinado Veracruz dio buenos resultados
El Mando Coordinado Veracruz, en mes y medio, logró desarticular 13 bandas delincuenciales que operaban en la entidad; y se detuvo a 266 presuntos delincuentes, reveló el gobernador interino, Flavino Ríos Alvarado, a unas horas de concluir su mandato.

En la Sala de Banderas del palacio de gobierno, destacó que de esas bandas, siete se dedicaban al secuestro, por lo cual “nos sentimos muy honrados, muy satisfechos de haber participado en este grupo que esperamos que no solamente la identidad, la unidad, la coordinación en la que el grupo trabajó pues dio resultados”.