Patria Nueva

México en la ruta del desarrollo con democracia y justicia social

 

A la memoria del comandante Fidel Castro Ruz, por impulsarnos

a luchar por una sociedad justa y con igualdad de oportunidades

para todos los habitantes de América Latina y del mundo.

 

Fidel Herrera Beltrán

 

Como mencionó recientemente el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, México y el mundo viven tiempos y retos inéditos generadores de paradigmas distintos pero también de nuevas oportunidades que exigen formas innovadoras de gobernabilidad democrática para alcanzar la justicia social. Esta nueva realidad nos obliga como mexicanos a comprometernos en un frente común dirigido a la defensa de nuestras convicciones e intereses nacionales. Para ello debemos trabajar hacia el interior en el fortalecimiento de las mejores prácticas de la administración pública, sustentadas en el marco jurídico que nos rige; y hacia el exterior en el despliegue de nuestra diplomacia como la mejor vía para el entendimiento entre los pueblos.

La transformación reciente de México ha exigido el diálogo y el ejercicio de la política para impulsar las Reformas Estructurales que han estructurado la plataforma jurídica que hoy nos permite proyectar a nuestro país hacia un futuro de transformación sustentable. A pesar de un entorno global especialmente adverso, la presente administración ha trabajado con responsabilidad, seriedad y profesionalismo en la atención de los nuevos retos que exige la globalidad en el siglo XXI. Al hacer una sumatoria de las tareas emprendidas y logros obtenidos en cuatro años de gobierno es posible observar grandes avances que son imposibles de registrar cabalmente en este espacio, abordaremos sólo algunas de ellas.

En el tema toral de la educación se ha emprendido una reforma dirigida a retomar la rectoría del Estado sobre el sistema educativo nacional con objeto de que nuestros niños y jóvenes tengan acceso a una educación de mayor calidad y con igualdad de oportunidades. En educación superior se ha realizado un esfuerzo sin precedente, casi dos millones más de jóvenes estudian en tecnológicos, representando el 80% de quienes por primera vez tienen acceso a este nivel educativo. En la vigorización del estado de derecho y de justicia se ha trabajado en el diseño de un Sistema de Justicia Penal que ya presenta avances significativos en materia de justicia cotidiana, que representa el 90% de los asuntos que llegan a los jueces.

Los programas sociales han recibido una atención prioritaria para eliminar la pobreza alimentaria en las comunidades con mayor rezago social y abatir los índices de la población en extrema pobreza apoyándola con miles de proyectos productivos y becas educativas para evitar la deserción escolar. Convertir el círculo vicioso de la pobreza en uno virtuoso es tarea ardua y sus resultados se extienden al mediano plazo.

En la economía del país y el ingreso familiar se ha prestado especial cuidado a la estabilidad económica para brindar confianza a la inversión generadora de empleo; se ha invertido en grandes obras de infraestructura y de comunicación que conectan la geografía nacional; y se han creado más de dos millones y medio de empleos formales lo que deriva en mayores beneficios de seguridad social y estabilidad para las familias mexicanas.

Ante el panorama electoral que se avecina el Presidente parafraseó con gran pertinencia a don Jesús Reyes Heroles: “Primero está el plan de trabajo y luego el hombre”. Antes de determinar quién nos representará, debemos prepararnos en el diseño de la agenda que nos guiará en los próximos años, anteponiendo, desde luego, el bien supremo de la Nación.

 

http://fidelherrera.blogspot.mx

@FidelHerrera