Cierra filas el PRI rumbo al 2018

El Siglo de Torreón-AEE

A pesar de los pataleos previos a la Asamblea Nacional del PRI, ayer sábado sus militantes aprobaron por unanimidad las modificaciones a sus documentos básicos. Éstas incluyen abrir sus candidaturas a ciudadanos que simpatizan con ese partido, crear una secretaría anticorrupción y una comisión nacional de ética, y la obligación de todos sus candidatos de presentar su declaración patrimonial, fiscal y de intereses.

A esta 22 Asamblea Nacional priista acudió el presidente Enrique Peña Nieto, "su líder" y "orgullo", dijo el presentador. Arribó al Palacio de los Deportes al filo de las 12:25 horas, acompañado de Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación; José Antonio Meade, titular de Hacienda, José Narro, de Salud, y Aurelio Nuño, de Educación Pública. Ahora todos posibles aspirantes a la candidatura priista.

Para los 15,000 priistas que participaron en la asamblea, no pasó inadvertida la decisión de abrir sus candidaturas a ciudadanos simpatizantes del partido. Incluso hubo quienes adelantaron que el cambio en los estatutos se escribió con especial dedicatoria para el funcionario que ha ocupado cuatro secretarías en este gobierno, y ha transitado ya por tres sexenios, desde el gobierno de Vicente Fox. Es decir, José Antonio Mead.

"Es una muy buena noticia para el partido y para los ciudadanos", dijo Meade. Aunque descartó que esta decisión se tomara con "dedicatoria" para él. "Va dirigida a todos los ciudadanos, incluido yo", aseguró al concluir la asamblea donde los priistas también votaron a favor de la paridad de género en sus candidaturas y de reservar al menos una de cada tres a los jóvenes de su partido.

"Los candados son cosas del pasado", declaró Enrique Ochoa, presidente nacional del PRI al asegurar que el cambio de los estatutos tomó en cuenta "las expresiones de la militancia".

A sus 88 años, el PRI todavía hace de la unidad una celebración y de los discursos una certeza de triunfo, aunque las encuestas lo contradigan colocándolo en el tercer lugar de las preferencias rumbo a la elección presidencial de 2018.

Fallaron nuestros detractores, quienes apostaron por la ruptura, aseguró Ochoa durante su discurso, en el que celebró el reciente triunfo de su partido en las elecciones del Estado de México y de Coahuila. Éstas última todavía en el terreno de lo incierto para el gobernador electo priista Miguel Ángel Riquelme. "Este partido está unido y, en su unidad, este partido es invencible", dijo.

También la secretaria general del PRI, Clauida Ruiz Massieu, celebró que, a diferencia de otras fuerzas políticas, su partido no le teme al disenso porque, al contrario, lo fortalece.

De su asamblea, dijo, el PRI saldrá fuerte, unido, competitivo y con la confianza de ganar la preferencia de los mexicanos para conservar el gobierno en 2018.

Los aplausos de los priistas, que estallaban a cada evocación de unidad o triunfo, enterraron los amagos de escisión de priistas inconformes con los métodos de selección de candidatos de su partido. Entre ellos, la exgobernadora Ivonne Ortega, quien ayer vio diluirse sus deseos de contender por la Presidencia.

Todo sea por el triunfo en 2018. Porque aquí nadie duda, como dijo Ochoa, que "el PRI seguirá gobernando la República" y ganará las nueve gubernaturas en juego y mantendrá la mayoría en el Congreso.

"En 2018 tendremos los resultados electorales que queremos", dijo.

En esta 22 Asamblea Nacional los priistas aprobaron los dictámenes de las cinco mesas temáticas que se llevaron a cabo la semana pasada y que definen su rumbo para los siguientes tres años.

"Hoy presentamos al país la mejor propuesta para resolver los problemas y para aprovechar las oportunidades de desarrollo", aseguró Ochoa.

Para la elección de candidato, el PRI modificó sus estatutos para eliminar el requisito de 10 años de militancia y permitir que ciudadanos simpatizantes contiendan por este partido en elecciones.

"El PRI rompió los candados y hoy nos abrimos para que todos los militantes tengan acceso a las candidaturas que merecen por su talento y su trabajo", dijo Ochoa en un discurso que resumió los acuerdos que son resultado de las más de 3,050 asambleas en el país, en las que participaron 390,000 militantes.

En concordancia con las obligaciones que establece el Sistema Nacional Anticorrupción, el PRI anunció que todos sus aspirantes a puestos de elección estarán obligados a presentar su 3de3 (las declaraciones patrimonial, fiscal y de intereses), y que 50% de sus candidaturas corresponderán a mujeres y 10% a indígenas. Además, por cada tres candidatos, uno será de sus filas juveniles.

El PRI además ya no permitirá "más brincos" de legisladores que saltan en el Poder Legislativo de una candidatura plurinominal a otra, pues no necesitan hacer campaña. En adelante, prometió Ochoa, saldrán a las calles.

Fue el diputado federal José Carlos Ramírez Marín, quien presentó las conclusiones de la mesa de Estatutos y destacó que sus cambios se concretaron en sólo 10 horas y con la garantía de la unidad interna.

En esta mesa, que se llevó a cabo en Campeche, los priistas concedieron nuevas atribuciones a su dirigencia nacional para definir los temas de coalición y crearon una secretaría anticorrupción en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

Al presentar las conclusiones de la mesa de Visión de Futuro, Manlio Fabio Beltrones, expresidente nacional priista, aseguró que su partido piensa en gobiernos efectivos, éticos, transparentes y capaces de articular los esfuerzos de los mexicanos para enfrentar la inseguridad, la corrupción, la desigualdad y la pobreza.

La senadora Graciela Ortiz presentó el dictamen sobre rendición de cuentas, que incluyó la conformación de un código de ética y una comisión nacional de ética, mientras al senador José Francisco Yunes le correspondió el programa de acción.

Al presentar la declaración de principios, la diputada federal Verónica Martínez, aseguró: "Nos declaramos listos para ganar".

Así, en medio de un ánimo encendido de buenos deseos para el futuro, llegó la hora de recibir "al primer priista de todos los mexicanos", como llamó Enrique Ochoa a Peña Nieto. Precedido su arribo de un video, como en concierto de rock, su presencia hizo estallar las porras, los aplausos, los flashes y las selfies.

Allí, Peña Nieto aseguró que el PRI está listo para ganar la "batalla" electoral. "Como soldados de la patria, los priistas debemos salvaguardar el proyecto de país. Vamos a una batalla decisiva para México, la batalla por un futuro que asegure bienestar y oportunidades", dijo.

Agencia reforma

Tengo simpatía por el PRI: Meade

José Antonio Meade Kuribreña, secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), consideró que es "una muy buena noticia" el acuerdo de que el PRI abra las candidaturas a ciudadanos que no sean militantes de ese partido, debido a que es una propuesta que enriquece a partido y a los ciudadanos.

"Es una muy buena noticia para el partido y para los ciudadanos. El diálogo entre partido y ciudadanos enriquece a ambos. Es una buena noticia para muchas personas que quieren encontrar un espacio de participación adicional y es una buena noticia para el partido que en unidad con los ciudadanos seguramente podrá enriquecer sus propuestas", comentó

Al finalizar la XXII Asamblea Ordinaria Nacional del PRI, el secretario aseguró que esta iniciativa "no va con dedicatoria hacia él", sino que afirmó "va dirigida a todos los ciudadanos, yo incluido en ellos".

Creo que es una iniciativa con dedicatoria para los ciudadanos. Como aquí se dijo con mucha claridad, si el partido y la sociedad caminan juntos, si el partido y la ciudadanía se escuchan, se hablan, si los políticos y la sociedad se acercan eso tiene que ser bueno para los partidos, para la sociedad y los ciudadanos".

Señaló que esta iniciativa aprobada por los priistas es un espacio de apertura, un deseo de modernidad y un reconocimiento de que " lo que el país está buscando es unidad, unidad en el dialogo, entre políticos y ciudadanos y eso sin duda alguna va a ayudar mucho".

"Como aquí dijo el presidente, cualquier transformación pasa por hacer política y el que hoy el partido busque que los ciudadanos también hagan política es sin duda, una buena noticia", dijo.

Ante la pregunta de qué si le interesa competir por la candidatura presidencial para 2018, el secretario dijo que "estamos concentrados en la labor, pero contento de la oportunidad y el espacio de diálogo",

Señaló que él es un simpatizante del PRI, y que tiene una relación de mucho tiempo con el partido, la cual comienza, aseguró, desde su padre, "me ha tocado ver en el PRI a muchos políticos que con generosidad han construido este país, me ha tocado construir con ellos consensos, equipo y en esa convicción y cercanía creo que el paso que el PRI toma de abrirse a los ciudadanos de hacer equipo con la sociedad es una buena noticia".

Más información en https://www.elsiglodetorreon.com.mx