Desplazados, a la buena

En de años de prácticamente ser ignorados por todas las instituciones de gobierno, al menos en la actual administración municipal y la estatal están dando pasos, aunque insuficientes, para apoyarlos.

Ayer por ejemplo, durante la Feria del Empleo que se realizó ayer en Mazatlán para personas con discapacidad y adultos mayores, abrieron espacio a desplazados.

Esto es bueno, pero refleja lo que pasa con ellos, que al no estar protegidos por una ley o programa específico, se deben conformar con lo poco que les puedan dar.

Los desplazados por la violencia representan una crisis humanitaria que no hemos dimensionado, al grado de que ni siquiera contamos con un padrón que nos oriente sobre la población que vive este drama, a la cual además, se suman más personas cada día.