FOTOS: "Gato Zen" conquista las redes sociales

Un gato que fue apodado graciosamente 'zen' ha sido la sensación de las redes sociales rusas, ya que muchos de sus usuarios han admirado la expresión en su rostro, en la que parece estar "aceptando su destino". 

El momento en que era bañado fue captado en un par de fotos por quien parece ser su dueño, y en estas el gato no hace ni intento mínimo de  resistirse al baño, aunque bien se sabe que la mayoría de los felinos domesticados odian esta actividad. }

Llama la atención que en una de las fotos de gato mojado, el pequeño animal está sentado sobre sus patas traseras y en la segunda aparece exactamente igual, sólo que con los ojos cerrados en un semblante de concentración, como si aparentara estar completamente resignado. 

"Cuando has aceptado todos tus miedos y das un paso para afrontar el destino inminente", comentó un usuario sobre este cambio de postura del felino.

HECHOS RELACIONADOS 

VIDEO. Las acusan de robo y terminan peleando con policías

Filadelfía.-Según una noticia publicada por el portal de Infobae, en un video se ve a dos mujeres que tuvieron una violenta reacción, cuando en el establecimiento donde se encontraban, les cerraron las puertas, ya que las estaban acusando de robo.

Después en el decurso de los hechos intervendría la presencia de dos hombres, quienes incitaron a las dos mujeres a pelear con los trabajadores del local; pero los mencionados hombres no perderían la oportunidad  de ser ellos quienes grabarían la escena de este embrollo.

Seguido a esto, las mujeres que eran acusadas comenzaron a gritar que las dejasen salir del establecimiento, pero ninguno de los presentes obedeció a sus demandas, y ella en consecuencia patearía la puerta de vidrio en dos ocasiones.

Pero no sólo los correspondientes del lugar eran los que impedían a toda costa que las mujeres salieran, sino que un hombre, aparentemente un simple cliente, también colaboró a que las mujeres no fuesen liberadas.

"Déjalos salir, hombre, esto es América", le recriminó un hombre que se encontraba afuera al individuo que bloqueaba la entrada del establecimiento.

Pero esto no tendría hora de detenerse; tras varios golpes y gritos, las mujeres comenzaron a tomar artículos de los estantes, y los empezaron a arrojar a los empleados y al hombre; mas su identidad no fue divulgada cuando los hechos se volvieron noticia.

En ese momento comenzó un fuerte forcejeo, que terminó con una brutal golpiza por parte del uniformado, quien tiró al suelo a la acusada para contenerla.

La otra mujer intentó intervenir, pero no se metió en la pelea. Otros cuatro policías ingresaron al lugar. En cuestión de segundos, esposaron a las mujeres y las llevaron escoltadas.