Aseguran embarcaciones por pesca ilegal en Alto Golfo de California

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) aseguró dos embarcaciones menores --una, luego de una persecución-- por realizar actividades ilegales de pesca dentro del Área Natural Protegida Reserva de la Biosfera del Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado.

Además, se aseguraron 1.7 kilómetros de redes de enmalle para pesca de camarón.

A 20 días de iniciado el Fortalecimiento Operativo para el Alto Golfo de California, se han asegurado siete embarcaciones por realizar actividades de pesca furtiva dentro de dicha reserva ecológica.

El operativo intersecretarial en curso ha permitido que personal de esta Procuraduría, en coordinación con la Secretaría de Marina (SEMAR), Gendarmería y la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), detectaran la embarcación denominada Sayarimar 4, con matrícula 29601168213-6.

Inspectores de la PROFEPA, a bordo de una embarcación tipo Defender de la Armada de México, solicitaron a los cuatro tripulantes se detuvieran para verificar su actividad; sin embargo, decidieron huir.

Tras la persecución, fueron alcanzados y trasladados al Puerto de San Felipe, Baja California, para realizar las actuaciones legales correspondientes.

Durante la inspección al navío, les fue encontrado 6 kilos de camarón café y una red camaronera de 2¾ pulgadas de luz de malla (longitud de nudo a nudo), de 700 metros de largo.

El segundo aseguramiento se refiere a la embarcación menor denominada “El Patito”, de 25 pies de eslora con un motor de 150 caballos de fuerza, la cual efectuaba pesca ilegal dentro del Área Natural Protegida Reserva de la Biosfera del Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado.

A los tripulantes de dicha embarcación les fue asegurada una red de aproximadamente 400 metros de largo y producto pesquero.

También, el personal actuante localizó una red abandonada en dicha ANP, la cual fue extraída y tenía 600 metros de largo.

Ambas embarcaciones carecían de las autorizaciones emitidas por la SEMARNAT para realizar actividades de aprovechamiento extractivo de pesca comercial en el interior de la citada Reserva de la Biosfera.

Las embarcaciones fueron aseguradas por la PROFEPA y llevadas al muelle del Puerto de San Felipe, en Baja California, para continuar con el procedimiento administrativo en espera de las correspondientes sanciones administrativa.

La PROFEPA, la SEMAR, la Gendarmería y la CONAPESCA tienen la encomienda de mantener libre de embarcaciones menores el Alto Golfo de California y velar porque las actividades permitidas se realicen en estricto cumplimiento de la legislación ambiental.