Nada ni Nadie Impedirá que se Concluya la Obra del IMSS

 

Tapachula, Chiapas; 7 de Noviembre.- Luego de los conflictos en las últimas semanas entre transportistas de carga, que llevó al bloqueo de la obra del nuevo hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tapachula, la construcción se ha reiniciado, informó el delegado del IMSS, Gibrán Alejandro de la Torre González.
Entrevistado luego de sostener un encuentro con empresarios de la región, el funcionario dejó en claro que “no hay riesgos de que se cancele la obra, y tampoco que los recursos se vayan a otro lado”.
Prodemex, empresa constructora de ese hospital, le habría informado que a partir de ahora se retoman los trabajos y se tratará de que el hospital quede concluido a finales del próximo año.
Como se recordará, en el último mes, un grupo de transportistas de volteo, supuestamente dirigidos por la diputada local del PRI, María de Jesús Olvera Mejía, con su sindicato de la CTM –y posteriormente la COR y CROM-, bloquearon los accesos a los terrenos donde se lleva a cabo la construcción, en la entrada poniente de la ciudad.
Ante la insistencia de los camioneros, que exigían que les dieran el 50 por ciento de participación, tuvo que intervenir la Fiscalía General del Estado que, con la orden girada por un Juez, realizó un desalojo y detuvo a 19 personas que están siendo sometidas a investigación.
Eso motivó a pensar que los recursos serían cancelados y, en lugar de ello, enviado a otras regiones del país.
“Realmente no hay que preocuparse; hay que estar tranquilos, el dinero para el hospital de 180 camas y 40 especialidades garantizado y no se irá de Tapachula”, recalcó el Delegado.
Al ser cuestionado sobre el destino que tendrán las instalaciones en donde actualmente está el Hospital General de Zona (HGZ), ubicado a un costado del río Coatán y que será sustituido, informó que ahí estará la Unidad de Medicina Familiar y también será utilizado para oficinas administrativas, pero no será demolido.
Desde el paso del huracán Stan, en Octubre del 2005, esas instalaciones fueron dictaminadas por las autoridades de Protección Civil como una zona de alto riesgo.
Ante ello precisó que el dictamen establece que las instalaciones no pueden ser utilizadas por cuestiones de desalojos de pacientes ante cualquier otra contingencia.
Adelantó que en lugar de destruir el edificio, se van hacer inversiones para modernizarlo y adecuarlo a sus nuevas funciones.
De la Torre González aprovechó para tocar el tema del terremoto que causó severos daños a Chiapas el pasado 7 de septiembre, incluyendo a clínicas y hospitales del IMSS.
Ante ello, según informó, se están invirtiendo alrededor de 15 millones de Pesos en trabajos de rehabilitación de esos espacios e incluso, se pretende que para el próximo año, se cuente con recursos adicionales para mejorar otras más en el Estado.
Se le preguntó además sobre la posibilidad de que el presupuesto para el IMSS de Chiapas sufra recortes para el 2018, dadas las condiciones financieras en las que se encuentra el país, a lo que dijo que, por el contrario, se espera un incremento de hasta el 6 por ciento.
Todavía persisten las quejas en contra del IMSS, regularmente por mala atención a derechohabientes y la falta de medicamentos, aseguró, pero por ello se han abierto algunos expedientes de investigación interna y podrían aplicarse sanciones si resultan responsabilidades de servidores públicos.
Puntualizó la importancia que tiene el IMSS para el Estado, “ya que en el régimen ordinario se atiende a un millón de chiapanecos y otros 2.5 millones en el programa Prospera, a quienes se les otorga unas 14 mil consultas diarias”.
Este martes, varias unidades de maquinaria pesada ingresaron al predio donde será construido el nuevo hospital, e inmediatamente empezaron los trabajos de obra. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello