Vive su vejez en su casita de madera y lámina

En una casita mitad de concreto y mitad de madera y láminas de la colonia Pasadina, Ana María García Fuentes vive su vejez. A sus 74 años de edad, recuerda que fue hace 35 cuando llegó a la vivienda, procedente de Navojoa, Sonora, y fue ahí donde se estableció junto a su familia.

Actualmente es viuda, y vive sola. Las cenizas de su esposo, y algunas visitas de vecinos le hacen compañía y mitigan la prolongada espera de su único hijo, quien vive en Sonora y cada seis meses la visita.

Con la llegada del invierno se acrecentan, además de la nostalgia, algunos padecimientos de salud con los que doña Ana María vive.

“Estoy mala de mis pies, tengo desgaste en la columna, y desgaste en las rodillas, por eso me llevo sentada, estirada en las almohadas.

Con el frío los dolores me aumentan, a veces no me puedo mover”, narró. Al no tener compañía, AnaMaría depende de los cuidados que ella misma puede brindarse.

Es por eso que los estragos de su edad la afectan al doble. “Hago el quehacer un rato, a cómo puedo, y si me siento mal me acuesto por mis desgastes”.

Debido a sus problemas físicos, Ana María dejó su empleo como asistente de limpieza hace un año, cuando perdió la capacidad de realizar la labor.

Su manutención depende de los 2 mil pesos mensuales que recibe por pensión, y de la ayuda económica que su hijo pueda enviarle.

Con ese dinero surte lo indispensable para alimentarse y pagar los servicios de su casa. De ropa y cobijas que puedan aminorar la sensación del frío, Ana María señaló que cuenta con lo necesario, aunque con su problema de columna se le dificulta el uso de cobijas pesadas.

“Es difícil, no las puedo ni mover pero son las que tengo y así me mantengo calientita, ni modo”, comentó. Contar con ropa invernal y cobertores térmicos ligeros, es un deseo expreso de la vecina de Pasadena, quien podrá ser beneficiada gracias a los donativos que se recauden en el Cobertón 2017.

EN DATOS

Como cada año, el PERIÓDICO LA CRÓNICA arranca ya con su “Cobertón Navideño”, invitando a la población a donar cobertores a las familias más necesitadas.

Las donaciones, se pueden hacer en las oficinas esta Casa Editorial en avenida Héroes de la Patria No. 952 Centro Cívico, Mexicali, Baja California.