Ankara reduce su cuota al Consejo de Europa que premió a un encarcelado turco

The Great Middle East

 

Estrasburgo (Francia), 8 nov (EFE).- Turquía ha decidido reducir en 20 millones de euros su contribución al Consejo de Europa y dejar así de ser uno de sus contribuyentes principales, una medida adoptada después de que la institución paneuropea premiara a un juez encarcelado desde 2016 en el país.

El secretario general del Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland, anunció hoy que el ministro turco de Exteriores, Mevlut Cavusoglu, le comunicó la decisión de dejar de ser contribuyente principal al organismo.

Aunque no quiso desvelar los motivos por los que Ankara ha adoptado esta decisión, al considerar que debe ser el Gobierno turco el que lo anuncie, fuentes diplomáticas consultadas por Efe apuntaron a que se trata de la atribución a Murat Arslan del premio Vaclav Havel que otorga la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE).

Este juez turco está en prisión desde 2016 y el régimen de Recep Tayyip Erdogan considera que pertenece a la “organización terrorista de Fethullah Gülen”, clérigo islamista que reside en Estados Unidos y a quien Ankara responsabiliza de la frustrada asonada golpista del año pasado.

Turquía se convirtió el 1 de enero de 2016 en gran contribuyente del Consejo, al pasar de aportar 13 millones a 33 millones de euros al presupuesto anual de la organización paneuropea.

Las ventajas de ser contribuyente principal son, entre otras, el aumento del porcentaje de nacionales entre los funcionarios del Consejo y del número de diputados en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, de doce a dieciocho en el caso turco.

Jagland afirmó, durante una comparecencia junto al líder de la oposición en Turquía, Kemal Kiliçdaroglu, que el Consejo de Europa y sobre todo el Tribunal de Derechos Humanos “necesitan la máxima financiación” para llevar a cabo su trabajo.

Recordó el elevado número de demandas presentadas contra Turquía ante la corte europea.

Desde que las autoridades turcas aplicasen medidas especiales tras el intento de golpe de estado del 15 de julio de 2016, se han recibido cerca de 30.000 recursos.

Será el Comité de Ministros de la organización, que reúne a los representantes permanentes de los 47 Estados miembros, el que estudie cuándo se aplicará la nueva situación y cuál será el montante a pagar por Turquía.

En el actual ejercicio, Francia (37,8 millones de euros), Alemania (36), (Italia (35), Turquía (33,8), Rusia (33) y el Reino Unido (32,4) aportaron el 65 % del presupuesto de los Estados.

España fue el primer contribuyente que no es principal, con una aportación de 18,4 millones de euros.

El cambio de la contribución de Turquía se suma a la de Rusia, que decidió el pasado julio cancelar su aportación al Consejo, debido a la suspensión del derecho a voto de la delegación rusa en la APCE, desde abril de 2014. EFE

Share on: WhatsApp